29 de Noviembre, 10:42 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

FORO DAVOS

Ministra costarricense ante el reto de recuperar el papel central de la OMC

Noticias EFE

La ministra costarricense de Comercio, Anabel González, presentó hoy su experiencia en el sistema multilateral de comercio como aval principal para optar a la dirección general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), a la que quiere devolver un papel protagonista.

A su llegada al Foro de Davos, donde buscará respaldos para suceder al francés Pascal Lamy al frente de la OMC a partir de agosto, González concedió una entrevista a Efe en la que aseguró que su campaña va por buen camino, gracias sobre todo a su trayectoria.

"Voy bien. Yo tengo muchos años de estar en este negocio. Conozco a mucha gente y mucha gente me conoce a mí, de los países pequeños y de los grandes. Estoy cosechando más de dos décadas de trabajo en este sector, pero sigo trabajando mucho. No es fácil", dijo.

González, que el próximo día 29 presentará su programa ante el Consejo General de la OMC, afirmó que esta organización "ha sido, es y seguirá siendo la columna vertebral del sistema internacional de comercio", y que es necesario reconocer que desempeña tareas cruciales, como la vigilancia comercial y la solución de disputas.

No obstante, su función negociadora está estancada desde hace casi un lustro ante la imposibilidad de hacer avanzar la ronda de Doha, la propuesta con la que se quiso relanzar el sistema multilateral de comercio y que está estancada por las diferencias de enfoque entre los países desarrollados y los países en desarrollo.

La crisis económica propició esta situación de punto muerto y Doha, en palabras de González, es "un tema pendiente" que no se ha de abandonar pese a la imposibilidad de avanzar en cuestiones tan complicadas como la apertura de los mercados agrícolas de los países ricos, algo que reclaman desde hace años los países en desarrollo.

Para González el "reto fundamental" en un mundo de cambios crecientes es "cómo garantizar el papel central de la OMC, algo que es fundamental para poder cumplir con su mandato" de facilitar la negociación comercial entre sus Estados miembros.

Para lograrlo, González señalo que es necesario "generar una confianza renovada en la capacidad de los países en lograr acuerdos" y, mas concretamente, poder celebrar la próxima cumbre ministerial de la OMC, que se celebrará en Bali en diciembre de 2013, con una agenda que muestre avances concretos, incluso en temas agrícolas.

Para que eso sea posible, la ministra pidió "hacerlo con tiempo y de manera ordenada", en un proceso que "idealmente debería estar muy estructurado incluso mucho antes del cambio de director general".

González rechazó la visión de que haya países, especialmente los más poderosos comercialmente, a los que les interesa la paralización del sistema multilateral de comercio y de que el sistema multilateral de comercio ha muerto en favor de los acuerdos bilaterales y regionales, que han proliferado en los últimos años.

Sobre estos últimos manifestó: "no debemos verlos como necesariamente contrapuestos al sistema multilateral de comercio".

Los nueve candidatos a ocupar la máxima responsabilidad de la OMC, con la excepción del neozelandés Tim Groser, provienen de un país en desarrollo, un aspecto que González consideró que tiene el valor añadido de que basará su trabajo en "el poder de las ideas".

Un candidato de un país en vías de desarrollo "tiene características bien alineadas con lo que son los requerimientos de un director general de hoy, en un mundo de diversidad, en el que estos países representan la mitad del comercio mundial", dijo.

publicidad
publicidad
publicidad