Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Ideas de inversión

¿Un sector que va bien en las crisis?: No pierda de vista las apuestas 'on line'

Hay un sector que incrementa su actividad durante los periodos de recesión. Son las apuestas 'on line'. Los inversores en bosla se pueden beneficiar de ello. Basta con no perder de visa a operadores como Codere, Bwin o incluso Antena 3 y Mediaset.

La regularización de las apuestas por Internet en España ha abierto un negocio muy suculento para un gran número de compañías que empiezan a interesarse por el sector. Desde que se concedieran las primeras licencias hace poco más de seis meses, la facturación total del juego online ha superado los 2.300 millones de euros, según la Dirección de Ordenación del Juego. También ha crecido el número de jugadores: de los 195.000 que había antes de la regularización se ha pasado a un millón de usuarios únicos con un gasto medio de entre 500 y 600 euros al año. Y para 2013 las cuentas siguen saliendo, ya que el Ministerio de Hacienda espera que el sector crezca en torno al 10 por ciento, hasta los 5.000 millones de euros de facturación.

Estas cifras no han pasado desapercibidas y no sólo las compañías ligadas al sector de las apuestas ven su potencial, sino que algunas cadenas de televisión también dependen de empresas de juego online para mantener sus ingresos publicitarios. Para Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, «estamos ante un sector de moda, que se ve como una actividad de entretenimiento lucrativo. Los juegos 'tragaperras' y el bingo online son las dos ramas que más desarrollo pueden tener en el futuro». Pero no todos los sectores han aprovechado el tirón de este negocio de la misma forma.

Codere. Es el principal grupo de juego privado en España. La compañía ha acusado la fuerte entrada de competidores en el negocio y, como comenta Pingarrón, «la acción no se ha beneficiado de la regularización ya que sus títulos caen un 65 por ciento desde mayo de 2011». Gonzalo Cañete, gestor de Servicios de Inversión y Trading de Saxo Bank, también señala las «complicaciones a las que se ha enfrentado la compañía derivadas de la regularización de su actividad y tras la reestructuración del negocio en Latinoamérica, donde ha tenido obstáculos con las concesiones de licencias de juego en Argentina». Victoria Torre, responsable de Análisis y Producto de Self Bank, también ve ciertas dificultades en el recorrido de Codere, sobre todo porque «los mercados donde opera, salvo México, son débiles, no reparte dividendo y tiene una elevada deuda respecto a Ebitda». Por su parte, el consenso de analistas de Bloomberg se muestra muy divido, ya que el 33 por ciento recomienda «comprar», frente al 33 por ciento que prefiere «vender».

Bwin. Muy diferente es el caso de otros países europeos, donde el volumen de juego es mucho más elevado, como Reino Unido (sólo en 2011 el volumen de juego superó los 16.000 millones de euros). Para Victoria Torre, «Bwin es la que mejor potencial de revalorización tiene (un 34 por ciento), aunque el rating de consenso es mayor para compañías como 888 Holding (que subió un 177 por ciento en 2012) o Betfair (que cedió casi un 9 por ciento durante el año pasado), que además están muy saneadas a nivel de deuda. La compañía cotiza a un PER estimado de 10, mejor que el de sus rivales y que no es demasiado elevado debido a que opera en un mercado en claro crecimiento». A pesar de su potencial, Gonzalo Cañete recomienda ser cuidadoso con el valor ya que en 2012 «pasó de cotizar de 1,25 libras por titulo a 1,12, tocando mínimos de 0,91 libras lo que le supuso una caída de más de un 27 por ciento».Más optimista se muestra Óscar Germade, de Cortal Consors, ya que ve a Bwin «cotizando por encima del rango medio, y por tanto, con apariencia alcista a largo plazo».

Antena 3 y Mediaset. La crisis ha provocado que entre los nuevos operadores online se encuentren medios de comunicación como Antena 3 y Mediaset, con un gran apetito por obtener recursos financieros en el mundo del juego. Jesús de Blas, de Credit Agricole Mercagestión, destaca que, gracias a la nueva regularización, «el sector de las apuestas se puede abrir a un mayor número de competidores gracias a la desaparición de las barreras por el tema de las licencias físicas». Victoria Torre apunta que «el impacto en su cuenta de resultados no será muy elevado, por lo menos de momento, teniendo en cuenta que los ingresos totales en ambos casos son de 850 millones de euros. Además, el resto de competidores se dedican exclusivamente a ese negocio y tienen mayor experiencia y capacidad de invertir en publicidad». Aún así, «uno de los principales retos de estas compañías será la regulación, que puede verse modificada o endurecida en ciertos países, alterando el reparto de mercado» apunta Pingarrón.

publicidad
publicidad
publicidad