Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

relajación del riesgo país

¿Con la prima de riesgo en 350 puntos evitará España la petición de rescate?

El riesgo país podría encontrar un suelo que fuera entre los 250 y 300 puntos básicos a medida que la deuda europea se estabilice

Han pasado cuatro meses desde que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, puso a disposición de los países periféricos el OMT, el programa de compra de bonos a tres años, con el fin de facilitar el acceso a la financiación. Los analistas vaticinaban que España e Italia solicitarían de inmediato su puesta en marcha, sin embargo, esa inmediatez se ha ido posponiendo y cada vez más los expertos creen que España podría evitarlo.

Este martes, el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, repitió el mantra de los últimos meses: España no necesita, de momento, activar el programa de compra de deuda, aunque no se puede descartar en un futuro. Lo que sí parece que coinciden tanto analistas como expertos es que los éxitos de las últimas subastas junto a la relajación de la prima de riesgo aleja a España de la ayuda.

El estratega de Citi en España, José Luis Martínez Campuzano, coincide al afirmar que de momento no ven la necesidad de asistencia de liquidez ya que el Tesoro español ha logrado captar 10.000 millones de euros a intereses más bajos. Sin olvidar que las empresas españolas también han logrado recursos por 7.000 millones con tipos también en caída.

Martínez cree que el principal problema es la solidez de la mejora y cree que hoy por hoy hay otros focos de preocupación como son Portugal, Chipre, Italia y hasta Francia.

Por su parte, Javier Flores, analista de Asinver, cree que los buenos resultados de las subastas del organismo público se debe a que existe el respaldo del BCE. "El efecto de las manifestaciones del presidente de la institución, Mario Draghi, ha sido mayor del previsto", prosigue el experto.

Con la prima de riesgo en los niveles actuales, el Gobierno se encuentra en una posición cómoda, máxime teniendo en cuenta que la petición de ayuda solo relajaría el riesgo país hasta los 250 o 300 puntos básicos, por lo que no hay prisa por pedir la activación del OMT. Solo noticias relacionadas con el incumplimiento del déficit o tensiones desde fuera como puede ser una crisis de deuda en Estados Unidos, o ataques a Italia o a Francia podrían desencadenar nuevas tensiones en la prima de riesgo.

Aún así, Daniel Pingarrón aleja la petición de ayuda y cree que para volver a hablar de rescate la prima de riesgo tendría que llegar a los 500 puntos básicos, como ocurrió en noviembre.

Qué pasará si...

De pedirse la activación del OMT, España estaría sometido a una supervisión por parte de la Troika y un calendario de cumplimiento de las reformas propuestas desde Bruselas. En definitiva, se perdería soberanía, según Martínez. En cambio se ganaría estabilizar el acceso a la financiación.

Flores destaca que de pedirse el rescate se llevarían a cabo más ajustes drásticos, lo que perjudicaría al ciudadano y pospondría aún más la recuperación. De no acudir al OMT, el experto de Asinver cree que España debería seguir cumpliendo con el calendario de reformas y de ajustes para cumplir con el déficit. "El problema es que los políticos tienden a relajarse, lo que podría llevar a un incumplimiento y de nuevo situar España al borde del rescate".

Pingarrón considera que la petición al BCE traería consigo una relajación del riesgo país, pero dos problemas. Por un lado las condiciones que conllevaría, y que en el caso español afectaría a las pensiones, y el elevado coste político. Por eso considera que el actual nivel de la prima de riesgo es excelente.

En cuanto a la prima de riesgo, que sigue en el nivel de los 350 puntos tras la espectacular bajada de la semana pasada, podría situarse en un suelo de entre 300 o 350 puntos básicos, para volver a niveles de 400 o 450 enteros.

De igual opinión es Javier Flores, que considera que se situará en los 300 puntos y que podría haber un repunte en febrero, coincidiendo con la valoración de la Comisión Europea sobre España. "Habrá que ver si se trata de un bache y sobre todo cómo se maneja".

Desde IG cree que llegará a los 400 puntos básicos a corto plazo, especialmente porque no hay ninguna noticia que justifique la bajada de 50 puntos básicos a corto plazo, para que a medida que avance el año y se disipen las dudas sobre la deuda europea baje a entre 250 y 300 puntos básicos.

publicidad
publicidad
publicidad