Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

perspectivas

Materias primas: ¿Qué pasa si hay un aterrizaje brusco en China?

Mónica Coronatti.

Una desaceleración del PIB de China al 3% desde el 7,7% proyectado para 2013 por el Banco Mundial llevaría el precio de los metales industriales un 50% en los tres primeros meses.

Aunque parece obvio que China es el gran consumidor de una amplia gama de materias primas, aún impresiona pensar en que las tasas de consumo del país en los últimos años suponen cerca del 40% de la demanda de metales básicos, 23% de los principales cultivos agrícolas, y 20% de los recursos energéticos no renovables.

Las acciones ligadas con estos activos incrementaron notablemente desde el año 2000, a consecuencia de la transformación económica protagonizada por China, que pasó a ejercer un papel dominante en el mercado de metales industriales tales como el aluminio, el cobre, zinc, níquel... etc. El gran apetito por las materias primas del gigante asiático lo convirtió en un motor de crecimiento muy importante para los países exportadores como Brasil, Australia, Indonesia, Chile o Argentina. Por lo que una brusca desaceleración de su economía sería devastadora para los mismos al incidir directamente en una menor demanda de productos básicos. De forma indirecta, un aterrizaje forzoso impactaría en la confianza de los inversores a nivel global en este tipo de activos, creando confusión en los mercados y agravando los movimientos de precios.

Tal y como exponen los expertos de Société Générale, una desaceleración del PIB de China al 3% desde el 7,7% proyectado para 2013 por el Banco Mundial llevaría el precio de los metales industriales un 50% en los tres primeros meses. Además, en algunos casos, los precios cederían hasta un 60% de los costes de producción. En última instancia, los recortes de producción terminarían limitando la caída, restaurando de nuevo los precios a niveles anteriores a la crisis para el tercer trimestre.

Por el contrario, la primera reacción del oro sería alcista, pudiendo aumentar hasta un 15%, lo cual añadiría unos 250 dólares al precio actual de los futuros, para después bajar rápidamente una vez que la aversión al riesgo alcanzase niveles extremos provocando un rally del dólar. En ese contexto el precio del oro se transaría más bajo de forma temporal, sin mostrar una recuperación significativa hasta que el segundo mayor consumidor del metal precioso del mundo reactivase las importaciones. Recordemos que India y China representan más del 60% de la demanda mundial de joyería de oro, según datos del Consejo Mundial del Oro.

En el caso del petróleo, el Brent seguiría un comportamiento similar al de los metales básicos, mostrando una abrupta caída que tocaría fondo hacia el cuarto mes desde donde comenzaría a remontar. Una bajada del 30% en los precios del petróleo (equivalente a unos 30 dólares dado el precio actual de la mezcla de referencia en Europa) impulsaría el crecimiento del Producto Interno Bruto elevando de nuevo el precio del combustible. Además, si los precios caen precipitadamente, la OPEP recortaría la producción limitando la caída del Brent a 75 dólares por barril.

Aunque son pocas las probabilidades de que en China se produzca el llamado hard landing (aterrizaje forzoso) en 2013, y en muchos casos los expertos no creen que superan el 20%, no dejan de existir las preocupaciones al respecto, como comenta la firma de análisis Research For Traders, ya que su economía depende en gran medida de la inversión estatal y no tanto del sector privado.

De acuerdo con el Centro de Investigación de Economía Mundial de la Universidad de Tecnología y Negocios de Beijín, los riesgos podrían venir por el deterioro de la crisis de deuda en las economías occidentales y la sobreproducción en China, la cual se enfrenta a una contracción más que aparente de la demanda externa.

Al mismo tiempo, un fuerte aumento del crédito impulsado por las sociedades fiduciarias y la banca clandestina aumenta el riesgo de impagos que sería severamente perjudicial para la economía, de acuerdo con Standard Chartered, que ya en un informe de noviembre expuso que la deuda pública, empresarial y de los consumidores aumentó el año pasado en 15% hasta el 206% del PIB China.

Mónica Coronatti. Editora. Sala de Inversión América. 

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad