Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

sanidad

¿Cómo librarse del euro por receta?

N.R.C.

¿Quién puede eludirlo? ¿Qué consecuencias tiene la insumisión? ¿Puedo evitarlo si compro el medicamento en una farmacia de otra comunidad? Todas las dudas de la nueva tasa de Madrid

El Constitucional ha dejado en suspenso el cobro del euro por receta en Cataluña. Pero en Madrid la tasa sigue vigente y se aplica a todos los medicamentos, fórmulas magistrales, productos dietéticos, y vacunas que cuesten más de 1,67 euros, IVA incluido. Todos los pacientes deben pagar en las farmacias un euro por cada receta de la sanidad pública, salvo excepciones y trucos. ABC. es le explica quién puede eludir el cobro y todo lo que hay que saber del euro por receta.

¿Quién está obligado a pagar?

El pago del euro por receta es obligatorio para todos los usuarios del Servicio Madrileño de Salud, aunque existen varios colectivos que están exentos del pago. Se paga en la oficina de farmacia hasta alcanzar el tope anual de 72 euros por paciente. La Comunidad reembolsa la diferencia de la misma manera que hace con el copago.

¿Cómo se controla el gasto?

La OCU, la organización de consumidores, aconseja llevar un control de las cantidades pagadas (conservar el ticket) como justificante de pago. Es aconsejable apuntar también los pagos en una cartilla, con los sellos de la farmacia, para poder exigir después la devolución de lo pagado por exceso.

¿Quién está exento?

Pensionistas con pensiones no contributivas, beneficiarios de la renta de integración social, parados sin subsidio de desempleo, afectados por la colza y beneficiarios de tratamientos derivados de accidentes de trabajo o enfermedad laboral.

¿Deben pagar las personas con alguna discapacidad?

La mayoría sí. Como en el copago farmacéutico, la normativa autonómica asegura que están exentas las personas con discapacidad, pero en realidad no exime a todos. No tienen que pagar los que obtuvieron su derecho a la asistencia sanitaria a través de la Ley de Integración Social de los Minusválidos (LISMI), un grupo muy reducido. Esto quiere decir, que la gran mayoría de personas con alguna discapacidad sobrevenida o con incapacidad laboral permanente deberán pagarlo, aunque tengan su certificado de discapacidad.

¿Me puedo declarar insumiso?

Como las farmacias catalanas, las madrileñas tienen a disposición de los usuarios un formulario de la Comunidad de Madrid para las personas que estén en contra de la medida y no quieran pagar el euro por receta. No es un formulario «cómodo», debe rellenarse por triplicado y aportar la fotocopia del DNI, además de la tarjeta sanitaria. Hasta la fecha uno de cada mil madrileños se ha declarado insumiso.

Lea el resto de la noticia en abc.es

publicidad
publicidad
publicidad