Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

año nuevo ¿mismos problemas?

Cinco incógnitas económicas que nos quitarán el sueño en 2013

Finanzas.com

Aunque a medio gas y en mitad del carrusel navideño ya estamos en 2013. Y los desvelos de los españoles tampoco se terminan en este ejercicio del que muchos analistas consideran que será el último año en crisis. Estas serán las cinco incógnitas económicas

Aunque a medio gas y en mitad del carrusel navideño ya estamos en 2013. Y los desvelos de los españoles tampoco se terminan en este ejercicio del que muchos analistas consideran que será el último año en crisis. El ministro Guindos ya ha dicho que se prevé ligera creación de empleo para finales de año. Pero nade olvida que el año será duro. Estas serán las cinco incógnitas económicas que nos quitarán el sueño, según los analistas de SelfBank. 

1.- ¿Pedirá España el rescate?

Cerramos el capítulo del año 2012 y nos preparamos para abrir el de 2013, en absoluto exento de dificultades: unas necesidades de financiación récord (en torno a los 230.000 millones de euros y por encima de los 224.000 millones del 2009) y con la prima de riesgo partiendo de los 390 puntos básicos (en 2012 comenzó en 320 puntos). Si la pregunta es si el Tesoro conseguirá un nuevo aprobado el próximo año, la respuesta será que "posiblemente sí". Eso sí, más dudas existen respecto al coste que tendrá que pagar por ello. Recordemos que este año las tensiones en el mercado de deuda se han traducido en un pago adicional de 10.000 millones respecto al 2011 y podría seguirse la misma tendencia en 2013, si una rebaja de tipos o la intervención del BCE no lo remedia.

Aunque en las últimas semanas respiramos con cierto alivio cuando vemos la prima de riesgo en 400 puntos y el bono a 10 años en el 5,3%, después de haber tocado el infierno con la punta de los dedos viendo el bono en el 7,5% y la prima en 638 puntos, no deberíamos olvidar que en abril de 2010 la prima rondaba los 130 puntos básicos. Algo que hoy nos parece un sueño.
Se nos antoja a priori una tarea difícil seguir financiándonos con tipos por encima del 4%, y más en un país en el que el crecimiento seguirá brillando por su ausencia.

En caso de que la solicitud de ayuda no llegue, los pronósticos hablan de un 2013 también dominado por la volatilidad y en el que el Tesoro volverá a centrarse en los plazos de deuda más cortos. Los plazos más largos han sido el verdadero caballo de batalla este año para el Gobierno y hoy por hoy los inversores siguen mirando con escepticismo aquellas emisiones que superan los 5 años.

Y el problema no se queda aquí: si el Tesoro no consigue financiación en condiciones favorable, difícil lo tendrán las empresas que acudan a los mercados a pedir dinero. Y con un mercado de crédito cerrado a la financiación de nuestras compañías, más lejos se sitúa el objetivo de que la economía remonte el vuelo.

2.- ¿Se acabaron los problemas de los bancos?

Es cierto que tras los titánicos esfuerzos de 2012, la situación parece estará día de hoy algo más tranquila. Se han dotado más de 200.000 millones de euros de provisiones a lo largo de la crisis, lo que hace que el sector bancario sea en la actualidad mucho más sólido.

Pero aún no lanzaríamos las campanas al vuelo, por varios motivos.

a.- Para empezar, habrá que ver qué ocurre con las subastas de Catalunya Bank y NCG, sin olvidar que la situación Caja España Duero aún sigue sin estar 100% clara.

b.- En cuanto a la SAREB, si bien se ha completado el primer hito, el de su constitución, tendrá que comenzar su gestión en 2013 y ver cómo se desenvuelve, mientras continúa su labor de intentar captar inversores extranjeros. El día 31 de diciembre de 2012 la Sareb recibe oficialmente los pisos, solares y créditos morosos de la banca nacionalizada (22.317 Mn€ procedentes de Bankia, 6.708 Mn€ de Catalunya Banc, 5.097 de NCG, 1.962 de Banco de Valencia y 1.025 de Banco Gallego). En el 1T2013 se recibirán los de Liberbank, Caja3, BMN y CEISS. Se estima que la Sareb tendrá en total cerca de 90.000 pisos.

c.- Las entidades seguirán muy centradas en el control de la tasa de mora, que previsiblemente seguirá creciendo en 2013. El sector financiero ha tenido que ver cómo la tasa de morosidad llegaba hasta el 11,23%, con un volumen de créditos dudosos de casi 190.000 millones. La tasa de morosidad acumula 16 meses de subidas y se sitúa en niveles record, y seguirá creciendo por pura matemática: se estima que los impagos aumentarán por el deterioro de la situación económica, mientras que el volumen total de créditos descenderá por el proceso de desapalancamiento de empresas y familias y la falta de concesión de nuevos préstamos. En 2012 veremos cómo se duplica el volumen de créditos morosos, que en julio de 2010 sumaban 100.000 millones.

Habría que hacer aquí una matización, y es que el grueso de los impagos procede de créditos concedidos a empresas vinculadas con actividades inmobiliarias, ya que la morosidad de los créditos hipotecarios se mantiene en niveles muy inferiores, en torno al 3,4% (aunque en tendencia ascendente).

Segunda matización. Es cierto que la mora en los créditos hipotecarios a familias se sitúa en niveles relativamente bajos, y más si tenemos en cuenta la tasa de paro en España. Ahora bien: del total de las hipotecas que los bancos tienen concedidas a hogares españoles se estima que el 14% son hipotecas de alto riesgo (aquellos préstamos en los que lo que se debe supera el 80% del valor de tasación, llegando incluso en algunos casos a ser más el importe del préstamo que el valor de la vivienda). De ahí que este sea un nuevo factor de riesgo, que en ocasiones se ha obviado ante las escandalosas cifras del crédito promotor.

d.- Dificultades en la ejecución de los planes de saneamiento. En las últimas semanas del año, las entidades financieras han ido presentando sus planes de reestructuración. Nos centraremos en el de Bankia:

- la entidad prevé 52.000 millones de euros de nuevo crédito hasta 2015, el 84% para empresas.

- Llevará a cabo desinversiones en negocios no estratégicos.

- La red de oficinas se reducirá un 39% y la plantilla un 28% entre 2012 y 2015, 

- La entidad volverá a la senda de beneficios ya en el año 2013 y situará su resultado neto en 1.200 millones en 2015.

¿Factible? No decimos que no, pero....complicado lo es y mucho. El entorno económico en 2013 no ayudará ni mucho menos en la consecución de los objetivos: no se descartan nuevas rebajas de tipos por el BCE (lo que contraerá aún más los márgenes de las entidades financieras) y la reactivación del crédito no se producirá de la noche a la mañana (y menos aún si pensamos en la presión que tendrán las entidades para tener la morosidad bajo control).

Los últimos días de Bankia en 2012 son realmente para olvidar. El FROB hacía públicas sus valoraciones para las distintas entidades, y en el caso de Bankia determinaba un valor económico negativo de 4.148 millones. El impacto que esta valoración supone para los accionistas no se precisará hasta enero de 2013, pero muchos expertos calculan que, a consecuencia de la inyección de las ayudas públicas, la dilución del actual accionista llegará al 90%, a lo que habría que añadir una dilución adicional por el canje de preferentes por acciones que se llevará a cabo en el primer trimestre de 2013

Días antes de cerrar el año, el Comité Técnico Asesor del Ibex anunciaba que Bankia abandonaría el selectivo el 2 de enero, año y medio después de salir a Bolsa, pasando a cotizar en el mercado continuo.

3.- ¿Veremos en 2013 la recuperación del mercado inmobiliario?

Mientras que en EEUU el proceso de recuperación va afianzándose, gracias a los bajos tipos de interés, la mejoría del mercado laboral y los estímulos puestos en marcha por la FED, en España es otro cantar.

Se estima que pueden existir unas 700.000 casas en stock de viviendas sin vender, a lo que hay que añadir que el ritmo de viviendas iniciadas en la actualidad es de 100.000 (frente a las 800.000 que se llegaron a construir antes del estallido de la crisis).

Y hay que pensar que hasta que no empiecen a construirse viviendas la recuperación del mercado laboral será más complicada, y no parece que esto vaya a ocurrir en el corto plazo. Además del abultado stock de viviendas, las previsiones de paro, el fin del incentivo a la compra de viviendas y la salida al mercado de los inmuebles del SAREB, serán algunos de los factores que seguirán pesando sobre el sector. Son muchos los que fijan el 2014 como la fecha de inicio de la recuperación.

4.- ¿Comenzaremos a ver crecimiento en 2013?

El crecimiento será lento y desigual en función de las regiones. Se estima que EEUU podría crecer cerca del 2% el año próximo, mientras que el crecimiento de la Eurozona podría limitarse a un anémico 0,2%.

Dentro de la Eurozona, el crecimiento será dispar, con estimaciones del 1% para Alemania o 0,5% para Francia, mientras se esperan retrocesos superiores al -1% para España y Portugal y algo más leves para Italia.

Argentina, México y Brasil podrían crecer por encima del 3%, mientras que el crecimiento del PIB chino rondaría el 8%.

5.- ¿Seguiremos hablando de Grecia?

Posiblemente, aunque los últimos días de diciembre nos hacen mirar al frente con otro talante.

Standard & Poor's subió en diciembre el ráting de Grecia en 6 escalones nada más y nada menos, hasta B-. El motivo esgrimido ha sido el cierre del programa de recompra de deuda heleno, que aleja el riesgo de una salida del país del euro.

El BCE va a volver a aceptar la deuda de Grecia como garantía para prestar dinero, lo que facilitará la financiación de los bancos griegos. Los bancos griegos no accedían desde hace meses a la liquidez del BCE y solo se podían financiar a través de la Asistencia de Liquidez de Emergencia (ELA), con un coste muy superior.

La prima de riesgo cae hasta cerca de los 1.100 puntos, su nivel más bajo en 20 meses.

publicidad
publicidad
publicidad