Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

elecciones

Los conservadores vuelven al poder en Japón

Agencias

El ex primer ministro Abe busca ampliar marcadamente estímulos monetarios, lo que podría impulsar la bolsa japonesa

El conservador Partido Democrático Liberal (PDL) de Japón retornará al poder tras las elecciones celebradas hoy, justo tres años después de sufrir una devastadora derrota en las urnas, lo que brinda al ex primer ministro Shinzo Abe la oportunidad de aplicar unas radicales medidas económicas.

La victoria del PDL da pie a un Gobierno comprometido con una dura postura en una disputa territorial con China, una agenda que favorece la energía nuclear pese al desastre de Fukushima del año pasado y una política monetaria ultra expansiva de mayor gasto fiscal potencialmente riesgosa, la cual busca abordar la deflación y la fortaleza del yen. Los expertos creen que esto podría favorecer un buen ejercicio para la renta variable nipona.

Una proyección de la cadena de televisión Adashi basada en un conteo de votos dio al PDL al menos 291 puestos en la Cámara baja de 480 escaños, y junto con su aliado menor, el partido Nuevo Komeito, obtendrían una mayoría de dos tercios para superar, en la mayoría de los temas, a la Cámara alta, donde ningún grupo político tiene el dominio.

Eso ayudaría a poner fin al estancamiento político que ha afectado a la tercera economía del mundo desde el 2007.

"Necesitamos superar la crisis que Japón está afrontando. Hemos prometido sacar a Japón de la deflación y corregir la fortaleza del yen. La situación es severa, pero debemos hacer esto", declaró Abe, de 58 años, a la televisión japonesa.

"Lo mismo ocurre con la seguridad nacional y la diplomacia", agregó, en momentos en que Tokio mantiene una tensa disputa con Pekín por un grupo de islas situadas en el Mar Oriental de China.

Se espera que el Parlamento vote a Abe como primer ministro el 26 de diciembre.

Analistas dicen que aunque los mercados ya habían generado una caída del yen y los precios de las acciones subieron en anticipación a la victoria del PDL, los títulos podrían seguir ampliando ganancias y la divisa japonesa se depreciará más si se confirma que los conservadores contarán con una "súper mayoría".

Aunque funcionarios del PDL y de Nuevo Komeito confirmaron que formarían una coalición, el secretario general de los conservadores, Shigeru Ishiba, no descartó una alianza con el Partido de Restauración, un grupo de tendencia derechista que se estima ganará 52 escaños.

"Creo que hay espacio para hacer esto en el área de la defensa nacional", aseveró. El Nuevo Komeito es más moderado que el PDL en asuntos de seguridad.

Las proyecciones mostraban que el Partido Democrático del actual primer ministro Yoshihiko Noda ganaría al menos 56 asientos legislativos, menos de un quinto de lo que logró en el 2009. Noda dijo que dejaría su cargo como líder de su partido después de la derrota, en el que varios influyentes legisladores del PD perdieron sus puestos.

Abe, en tanto, se convertirá en el séptimo primer ministro de Japón en seis años. (Reportes adicionales de Chikafumi Hodo, Yoko Kubota, Kiyoshi Takenaka, Leika Kihara, Mari Saito, Yoshiyuki Osada y Sui-Lee Wee.

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad