Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

supervisión bancaria

¿Por qué Merkel quería dejar fuera de la supervisión bancaria a las cajas alemanas?

Diferentes publicaciones hablan que las cajas alemanas tienen alrededor de 250.000 millones de euros en activos tóxicos, pero todo es muy opaco al respecto

Han sido necesarias 14 horas de negociaciones para que el Ecofin llegara a un acuerdo para convertir al Banco Central Europeo (BCE) en supervisor bancario de la eurozona. Sin embargo, el BCE sólo controlará directamente a los grandes bancos, mientras que las entidades más pequeñas seguirán bajo la responsabilidad de las autoridades nacionales, tal y como quería Alemania, salvando así de miradas inquisidoras a sus cajas o Landesbank.

La negativa de Angela Merkel a que el organismo europeo analice la situación de las cajas alemanas se debe a dos motivos, explica José Luis Martínez, estratega de Citi en España. Por un lado hay un componente de soberanía: la supervisión implicaría una pérdida de ella, ya que las cajas regionales alemanas son importantes para el desarrollo de las zonas. Pero, además, podrían atravesar una situación no tan desahogada como quieren hacernos creer.

Por su parte, José Luis Cárpatos, analista de Serenity Markets, cree que, aunque no hay información al respecto, el evidente interés en que no sean supervisadas por algo será. Cárpatos recuerda que el 30% del sistema bancario son de este tipo de entidades regionales, cuyo principal negocio es el mayorista.

Javier Flores, analista de Asinver, destaca también que la situación de las cajas alemanas no es tal holgada como pueda parecer, algo que se confirma con la poca voluntad alemana de realizar un ejercicio de transparencia. En este sentido, Flores destaca que se trata de una postura inteligente por parte de Angela Merkel, ya que la imagen de solvencia del país es superior a la propia solvencia del sistema financiero y recuerda que a comienzos de la crisis se hubo que rescatar a bancos alemanes.

Desconocimiento de las cifras

Diferentes publicaciones hablan que las cajas alemanas tienen alrededor de 250.000 millones de euros en activos tóxicos, pero todo es muy opaco al respecto.

Flores destaca que puede que nunca lleguemos a conocer realmente el número de activos tóxicos que tienen, especialmente si el ciclo económico acompaña, ya que las cajas alemanas logran financiarse a tipos muy bajos.

Además, Martínez cree que Alemania tiene músculo financiero para resolver potenciales problemas que puedan surgir.

Por su parte, Javier Flores cree que el problema de las cajas alemanas va mucho más allá, acumulando activos periféricos, no solo del sur de Europa, sino también del Este para mejorar sus márgenes, pero, la vez, incurren en una situación de riesgo debido a posibles quitas o quiebras.

publicidad
publicidad
publicidad