Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Economía

Japón aprueba un nuevo paquete de estímulo apremiado por la crisis

EFE

El Gobierno de Japón aprobó hoy, a poco más de dos semanas para las elecciones generales, medidas de estímulo por más de 8.200 millones de euros destinadas a dar un nuevo empuje a la estancada economía nipona, que se encuentra al filo de la recesión.

Las ayudas sociales, la creación de empleo y el respaldo financiero a las pequeñas y medianas empresas centran este nuevo paquete económico, el segundo en dos meses tras una partida de otros 4.000 millones de euros aprobada en octubre por la tercera economía mundial.

Según la Oficina del Gabinete, las últimas medidas contribuirán a aumentar en un 0,2 por ciento en términos reales el producto interior bruto (PIB) de Japón, que entre julio y septiembre sufrió una contracción del 3,5 por ciento interanual, su primera caída en tres trimestres.

En concreto, Japón invertirá unos 1.200 millones de euros para crear centros de atención social, otros 1.000 millones para crear puestos de trabajo y más de 890 millones para ayudas financieras a pequeñas y medianas empresas.

También se contemplan nuevos fondos para reflotar las zonas arrasadas por el devastador tsunami de 2011 y potenciar las infraestructuras destinadas a reducir el impacto de desastres naturales en el archipiélago nipón, situado en una de las zonas con mayor actividad sísmica del planeta.

Este millonario paquete de estímulo es una de las últimas grandes medidas del primer ministro, Yoshihiko Noda, antes de que el país acuda a las urnas el próximo 16 de diciembre, en unas elecciones legislativas que decidirán si él sigue en el poder o por el contrario da el relevo a la oposición.

Las encuestas sugieren que el gobernante Partido Democrático (PD) de Noda se encamina a una derrota ante el principal grupo opositor, el Partido Liberal Demócrata (PLD) del ex primer ministro Shinzo Abe, quien ya llevó las riendas de Japón durante un breve mandato de apenas un año entre 2006 y 2007.

Abe, un conservador hijo de ministro y nieto de primer ministro, ha asegurado que de llegar al poder devolverá a Japón a la senda de la recuperación con los estímulos necesarios, e instará al Banco de Japón a emprender medidas de flexibilización no convencionales a fin de combatir la deflación crónica de Japón.

Noda se presenta por su parte como un férreo defensor de la disciplina fiscal, algo muy necesario en Japón a juicio de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que han aplaudido algunas de sus medidas, como una paulatina y polémica subida del IVA del 5 al 10 por ciento para 2015.

Consciente de la exorbitante deuda pública que arrastra el país (es la mayor del mundo industrializado al superar el doble del PIB), el Gobierno ha insistido en que el último paquete de estímulo no necesitará de la emisión de nuevos bonos para financiarse, sino que saldrá del presupuesto ya aprobado para este 2012.

En un debate electoral con otros candidatos, Noda insistió hoy que sus medidas son "semillas" para un futuro crecimiento de Japón, mientras que Abe le acusó de mantener el país estancado y dijo que, si vence, tomará medidas contundentes para salir de la deflación, combatir la fortaleza del yen y dar espacio a la inversión.

El millonario paquete de estímulo aprobado hoy coincidió con el anuncio de un inesperado aumento de la producción industrial un 1,8 % en octubre, lo que supuso un pequeño respiro tras cuatro meses consecutivos de caídas de este indicador, que mide el ritmo de las fábricas japonesas y anticipa la marcha de la economía.

No obstante, el Gobierno ya ha advertido de que se prevé que en noviembre se reduzca un 0,1 %, antes de dispararse un 7,5 % en diciembre impulsado, según las estimaciones, por los equipamientos de transporte, electrónica y maquinaria.

Japón también anunció hoy que en octubre su desempleo se mantuvo en el 4,2 % interanual, por tercer mes consecutivo, y que el índice de precios al consumo se mantuvo plano, tanto a ritmo mensual como a ritmo interanual, después de haber encadenado cinco meses consecutivos de retroceso.

publicidad
publicidad
publicidad