Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Economía

Abaratar el despido y subir el IVA, ¿es de verdad lo que necesita España?

La OCDE realizó ayer una serie de recomendaciones para reflotar la economía española pero, ¿es de verdad lo que necesitamos o sólo va a servir para empeorar aún más las condiciones de vida?

Proliferan las recomendaciones para el enfermo, que no termina de sanar. Ayer le tocó el turno a la OCDE, coincidiendo con una visita de su secretario general, Ángel Gurría, al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en Madrid. El organismo multilateral difundió un informe en el que pide, entre otras cosas, un contrato único para paliar la dualidad del mercado de trabajo, una reducción de los costes del despido, una subida del IVA e introducir mecanismos para que la edad de jubilación se incremente automáticamente con el aumento de la esperanza de vida. Su receta para restaurar la competitividad de España no ha pasado desapercibida y ha provocado tanto críticas como adhesiones. Nosotros hemos preguntado a tres expertos qué opinan.

Joaquín Maudos, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia, es el más favorable a las recetas de la OCDE, que en gran parte coinciden con las recomendaciones de otros organismos como el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea.

"Son medidas que no van a crear empleo a corto plazo pero sí a largo porque afectan a la competitividad de la economía" opina Maudos, para quien es "fundamental abaratar el despido para facilitar la contratación cuando cambie el ciclo, aunque a corto plazo actúe en sentido contrario". A su juicio, también es necesario adoptar medidas como la subida del IVA para "cambiar la estructura fiscal en España, elevando la recaudación para que sea compatible con el peso del gasto". Por último, este experto defiende con fervor el contrato único, en el que la indemnización va aumentando a medida que crecen los años al servicio de la empresa.

En resumen, opina que "con estas reformas, mas la financiera, sería mas fácil salir de la recesión, siempre que la Eurozona relaje la austeridad y los plazos para reducir el déficit publico".

En realidad, es obvio que medidas como bajar los sueldos pueden redundar en una mayor competitividad respecto a economías como las emergentes, pero ¿es lo que buscamos?. El experto José Luis Cárpatos, de Serenity Markets, opina que no.

"La competitividad es estupenda pero y la gente ¿que? Esta devaluación interna está haciendo pedazos al tejido de PYMES y amplias capas sociales", denuncia Cárpatos, quien es muy crítico con las soluciones ofrecidas por el organismo.

"La OCDE ha dado un discurso hueco y, además, con doble sentido, porque reconoce que la capacidad de recuperación es remota. La OCDE está como todos, sin ideas reales que no nos lleven al empobrecimiento y a seguir exactamente la misma senda de Portugal", critica el experto.

Por el contrario, Cárpatos opina que las soluciones pasan por "aflojar la velocidad de los ajustes, que son totalmente necesarios, pero no tan deprisa, y hacer algo que dé esperanzas de crecimiento", explica.

El tema de los plazos también es clave para Javier Flores, jefe de estudios de Asinver. A su juicio, España debe afrontar varias reformas estructurales para aumentar su competitividad, pero no con prisas ni en un momento recesivo como el actual, donde sólo van a contribuir a agudizar la depresión. "El momento actual no es el mejor para desproteger al eslabón más débil de la cadena", se explica este analista.

Aunque Flores está de acuerdo en que es necesario abordar reformas como la de las pensiones o la del mercado de trabajo, también opina que los organismos internacionales están aprovechando la situación que vive España para redoblar la presión encaminada a avanzar en estos flancos.

"España tiene dos problemas, unos son con carácter urgente (liquidez y solvencia) y otros son de carácter estructural y de largo plazo. Lo que sucede es que nos hemos metido en una dinámica en la que, para darnos solución a los problemas urgentes, nos están exigiendo que llevemos a cabo medidas estructurales que a largo plazo aseguren la devolución de la deuda que hemos contraído con ellos (el rescate financiero)", explica Flores.

Para Flores, "todo lo que dicen tiene sentido desde el punto de vista de las reformas estructurales miradas en el largo plazo" y "quizás haya que hacerlo", pero "desde luego no ahora".

publicidad
publicidad
publicidad