Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

incluye más atractivos

Line, la amenaza nipona para WhattsApp

M.E.Alonso

Esta aplicación japonesa, que nació tras el tsunami, le declara la guerra al servicio del bocadillo verde al lograr alcanzar los 75 millones de usuarios.

Aunque sigue siendo la aplicación estrella en España, a WhattsApp le están saliendo 'apps' por el camino. ¿La última? La japonesa Line que promete instalarse como un férreo competidor frente a un público que no solo quiere mandarse mensajes de forma gratuita, sino de manera entretenida.

Es así como los 75 millones de usuarios registrados actualmente a lo largo de 230 países no solo pueden utilizar la mensajería instantánea, crear grupos de contactos, enviar mensajes de voz, compartir contactos y ubicaciones, sino que también tienen la oportunidad de hacer más amena la comunicación e integrar una especie de red social. Ello porque, además de cada chat, la aplicación integra un 'timeline' público, en donde el usuario puede escribir mensajes e intercambiar opiniones, similar a como se hace con Twitter.

Su máximo atractivo aún así corresponde a los 'stickers', unos emoticonos de estilo manga con mucha más expresividad y originalidad que los emojis de WhattsApp. Además, permite mejorar sus complementos con pequeños pagos (1,70?, por ejemplo, para obtener más 'stickers') y cuenta con aplicaciones gratuitas para dibujar a mano alzada (Line Brush), retocar fotos (con Line Camera) e incluso jugar a juegos que se pueden usar dentro de Line para hacer más entretenido su uso.

Además, el servicio nipón deja atrás el aburrido método de añadir contactos a través del número de teléfono, y ofrece la opción Shake it!, con la que se puede agregar a contactos solo con agitar el teléfono (estando a una distancia cercana, lógicamente) o a través de códigos QR.

La otra baza de esta aplicación -disponible para iOS, Android, Windows Phone y Blackberry-, está en que también funciona en ordenadores, de manera que se puede pasar de un dispositivo móvil a un PC o un Mac en una misma conversación, y por lo tanto no asocia necesariamente el perfil de la persona a un número de teléfono y en que permite hacer llamadas de voz a través de la red de datos.

La 'app' que nació de un terremoto

Line nació en marzo de 2011 tras el devastador tsunami producido por el terremoto de Japón. En un país hiperconectado en el que la fibra óptica y la telefonía móvil ofrecen una velocidad superior a la de otras partes del mundo, resultaba paradójico que las comunicaciones quedaran interrumpidas durante semanas. Los creadores de Line dieron con la solución al problema: una aplicación de mensajería. Un sistema que necesita muy poco ancho de banda, es decir pueden funcionar en las peores condiciones y además es rápido y eficaz.

Dieciocho meses después de su creación, Line se ha convertido en un WhatsApp avanzado que solo necesita que se popularice entre los usuarios móviles para triunfar como ya ha pasado con otras 'apps'. Por el momento, la empresa está empezando a salir de Japón para expandirse a Europa y Estados Unidos. ¿Será el nuevo WhatsApp?

publicidad
publicidad
publicidad