Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

los gestores apuestan por la deuda española

El rescate a España atraerá a los inversores extranjeros

Óscar Torres

Algo parece estar cambiando en el sentimiento de los inversores extranjeros. Los mercados están dando por hecho que nuestro país solicitará el rescate en 2013 y hace tiempo que se ve su petición como un auténtico catalizador de los activos españoles, tanto en la bolsa, como en renta fija. 

Ello está animando a cambiar la visión que muchos gestores extranjeros tenían de nuestro mercado. Los activos "marca España" han pasado de ser intocables a convertirse en una oportunidad. Es la sensación que se respira en el encuentro internacional de medios de comunicación que la gestora británica Schroders celebra estos días en Londres.

"Estoy largo en bonos españoles. Habría que estar loco para apostar a la baja con la deuda española, teniendo en cuenta que el Banco Central Europeo está listo para iniciar la compra de bonos, en cuanto el país pida asistencia. Es cierto que se podrían ver ciertas tensiones durante la espera. La prima de riesgo podría subir, pero creemos que su petición será positiva en los mercados a medio plazo", explica Gareth Isaac, gestor especializado en renta fija global.

Este experto está prácticamente seguro de que nuestro país solicitará el rescate en 2013. "No creo que suceda este año, porque España ya tiene cubiertas sus necesidades financieras para este ejercicio, pero sí veo muy posible que sea en 2013. España necesitará emitir cerca de 200.000 millones de euros el año que viene y ni el sector privado, ni los bancos españoles, están preparados para absorber esta cantidad de dinero. Por tanto, necesitará ayuda del Banco Central Europeo", asegura.

Gracias a ello, Isaac cree que el indicador que mide la diferencia entre el bono español a 10 años con su homólogo alemán podría caer entre 100 y 200 puntos básicos. "Creo que España podría asumir perfectamente un tipo de interés del 4% para su deuda. Desde mi punto de vista, su justo valor está en torno a este nivel", comenta durante una de las sesiones del encuentro.

En este momento, cerca de un 4-5% del patrimonio de los fondos gestionados por Isaac está expuesto a bonos españoles.

Mejores perspectivas y oportunidades en bolsa

Y es que hace unos meses, conversar con gestores de fondos de la City londinense podría ser especialmente frustrante para un español. Sin embargo, la posibilidad cada vez más cercana de un rescate a España está animando a muchos de ellos a retomar sus posiciones en España. No sólo en renta fija, sino también en bolsa. "Estamos viendo crecer las oportunidades en España y Portugal. Podría enumerar una cesta de valores que me gustan en este momento. Son Repsol, Enagás, Ebro y Galp", desvela Rory Bateman, director de renta variable europea de la gestora de fondos.

Eso sí, Bateman asegura que hay que ser muy cuidadoso a la hora de seleccionar valores en nuestra bolsa. "El hecho de que vea oportunidades no quiere decir que todo el mercado español sea una opción. No estoy interesado en las compañías con los negocios más domésticos. Me gustan los negocios internacionales ubicados en mercados de la periferia europea. Muestran unas valoraciones muy interesantes".

Alemania y Francia, ¿el nuevo problema?

Son motivos diferentes, pero a lo largo del encuentro organizado por Schroders se han lanzado ciertos mensajes preocupantes acerca de los dos motores económicos de la zona euro. Por un lado, empieza a preocupar la situación fiscal de Francia después de las diferentes medidas tomadas por su Gobierno.

Por otro, preocupa también la desaceleración de Alemania, aunque el gran problema del país teutón está en sus mercados de renta fija. "La percepción de refugio de los bonos alemanes está siendo extrema. No tiene sentido invertir en bonos con tipo de interés negativo", considera Bateman. Una visión que comparte con Gareth Isaac.
publicidad
publicidad
publicidad