21 de Noviembre, 03:07 am
publicidad

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

GAL-KARTING AYRTON

Dos jóvenes empresarios luchan por impulsar "el legado de nuestro padre"

Noticias EFE

"Es un legado de nuestro padre y nos hace felices vivir de los karts". Aarón Filgueira, que hace solo dos años despuntaba como una seria promesa del automovilismo, y Álex, son dos hermanos empresarios que con 19 y 22 años, respectivamente, han visto truncados unos sueños fraguados desde la infancia.

Hoy, fallecidos sus progenitores, ambos luchan por impulsar el negocio que allá por 1994 fundaba su padre: el karting Ayrton Senna en Sierra de Outes (A Coruña).

Prima de riesgo, deuda pública, rescates... los protagonistas de esta historia son ajenos a los tecnicismos actualmente en liza, pero como muchos otros, sufren las consecuencias de la situación económica actual.

Álex contó a EFE que "a pesar de las dificultades que encontramos muchas veces por nuestra edad, esto no lo cambiaría por nada en el mundo", una visión que comparte el benjamín de esta familia.

Ambos crecieron rodeados de motores y en el entorno de la competición automovilística, corriendo en karts desde la temprana edad de 4 años con un objetivo: la Fórmula 1.

Con una carrera profesional ascendente, la familia Filgueira dio el salto a la alta competición en el año 2010, realizando grandes esfuerzos para que el pequeño, Aarón, compitiese en Fórmulas internacionales.

A los 17 años el piloto gallego completó su primera temporada en Fórmula 3, consiguiendo épicas victorias en circuitos como el de Spa (Francia), superando a pilotos que contaban con monoplazas con gran superioridad mecánica y alzándose finalmente con el subcampeonato en su primera participación en una categoría de la que proceden algunos de los pilotos actuales de F1.

Esta ascensión meteórica pronto se vería interrumpida por la crisis económica en la que los patrocinadores y las ayudas institucionales brillan por su ausencia.

Pocos saben de la existencia de un piloto gallego que a punto estuvo de tocar el cielo, con el talento para llegar a la cumbre del automovilismo pero que por falta de apoyo económico se encuentra en tierra de nadie.

"Sigo luchando por mis sueños, quiero ser piloto profesional en fórmulas", "correr es lo que más me gusta en la vida", confiesa Aarón.

A la pregunta de qué es lo que siente al correr, Aarón contestó a EFE: "Es indescriptible, la concentración, los nervios antes de empezar, la emoción, hay que vivirlo...".

Aunque los hermanos Filgueira continúan en la búsqueda de sponsor para Aarón, han de encargarse de la gestión de su negocio.

El karting Ayrton Senna es una empresa que quedó bajo su responsabilidad el año pasado, tras el fallecimiento de su padre.

Respecto a su pista, Álex señaló a EFE que es muy técnica, utilizada por pilotos para entrenar por su dificultad, y sobre todo es un circuito "muy divertido" con los karts de alquiler, dado que cuenta con un tamaño perfecto para exprimir las posibilidades del coche con unas "sensaciones emocionantes".

"Tenemos un karting muy familiar, nos gusta tratar bien a la gente y ayudarla a progresar, muchos clientes dejan aquí sus karts", añadió Aarón.

"Este verano tenemos promociones muy interesantes en los de alquiler, organizamos campeonatos económicos a través de nuestro facebook", "poco a poco vamos mejorando", concluyeron los dos emprendedores.

publicidad
publicidad