Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

financiarse a bajo coste tiene sus ventajas

Así ahorra Alemania 60.000 millones con el sufrimiento de la periferia europea

Francisco S. Jiménez

Desde que estalló la crisis de deuda soberana cuando Grecia reconoció que había falseado sus cifras de déficit a finales de 2010, la rentabilidad del bund se ha desplomado desde el 3,38% al 1,33%.

La deuda alemana se ha convertido en uno de los activos refugio favoritos de los inversores ante la posible ruptura del euro. Desde que estalló la crisis de deuda soberana cuando Grecia reconoció que había falseado sus cifras de déficit a finales de 2010, la rentabilidad del bund se ha desplomado desde el 3,38% al 1,33%. Según publica el diario germano Bild, durante los últimos 30 meses Alemania se ha ahorrado 60.000 millones de euros en los costes de financiación.

Mientras Italia y España agonizan por la presión a la que está sometida su deuda, Alemania se está beneficiando de esta circunstancia. El analista jefe de Bremer Landesbank, Folker Hellmeyer, ha echado cuentas de cuanto se ha ahorrado el país durante la crisis de deuda soberana. El experto cifra en 60.000 millones la reducción de los costes de financiación. En varias ocasiones el Tesoro germano ha logrado colocar varias emisiones a corto plazo con tipos negativos. Hellmeyer señala que las bajas rentabilidades ofrecidas por deuda alemana ha generado problemas con la demanda obligando al Bundesbank a estimular a los inversores.

España ha visto como se han duplicado los intereses de la deuda a diez años en el mercado secundario, pasando del 3,7% en 2010 al 6,67% al que cotiza hoy. Los tipos alcanzaron hace una semana el 7,5%, máximos históricos desde la era del euro. En el caso de Italia ha pasado del 4% al 6%, también marcando niveles históricos en el 7%. Mientras los intereses germanos han llegado ha reducirse a la mitad, marcando niveles jamás vistos en 1,16%, el pasado mes de julio. Una situación que explica el ahorro de 60.000 millones. A este monto hay que añadir una cifra de entre 70.000 y 100.000 millones por la mayor recaudación tributaria y la reducción del gasto social, apunta el analista.

Esta situación que vive las finanzas alemanas explican las reservas del país para ceder ante las pretensiones de Francia, Italia y España para que el BCE tome medidas directas para rebajar las tensiones del mercado deuda, explica el analista. Hoy el ministro alemán de economía, Phillip Roesler ha venido a sugerir que la postura germana será bastante inflexible. En concreto, espera que el BCE permaneza centrado en mantener la estabilidad de precios y confía en que los países acometan más reformas. Por otro lado, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann dice sin tapujos que el banco central alemán es el más grandes e importante del Eurosistema, por lo que tiene más influencia que los demás. "La independencia del BCE le obliga a respetar y no sobrepasar su propio mandato".

publicidad
publicidad