Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

España se convierte en el cuarto país rescatado en la Eurozona

España, rescatada

María Gómez Silva / Antonio de Miguel

La zona euro está dispuesta a aportar hasta 100.000 millones para ayudar a España

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha formalizado la petición de un rescate para las entidades financieras españolas, en una rueda de prensa que ha ofrecido tras la teleconferencia del Eurogrupo. De este modo, España se convierte en el cuarto país de la zona euro en solicitar la ayuda de sus socios -tras Grecia, Irlanda y Portugal-, al sucumbir a las presiones internacionales para solicitar la ayuda antes de las elecciones griegas.

Aunque aún no se han determinado las necesidades concretas de capital de los bancos, la zona euro ha comunicado su disposición a prestar hasta un máximo de 100.000 millones de euros a España para que sanee sus bancos, una cifra muy superior a los 40.000 millones estimados por el FMI en el informe hecho público esta madrugada, y que es el que ha contribuido a aumentar la presión sobre España para que acepte pedir el rescate.

De Guindos ha explicado que ésta "es una cantidad máxima y en la cual hay un clarísimo margen de seguridad", que "se ha establecido para que no pueda ser cuestionada por nadie", ha añadido. El ministro ha especificado que el préstamo tendrá un interés "muy favorable", benigno respecto a las condiciones de mercado, aunque reconoció que éste no ha sido fijado aún.

La cifra se concretará una vez que se conozca el resultado de las distintas auditorías externas que tiene contratadas el Ejecutivo español. En todo caso, Guindos ha asegurado que "todo parece indicar que las necesidades adicionales de capital son manejables, teniendo en cuenta el importante esfuerzo realizado ya por las entidades financieras" a causa de las distintas reformas financieras abordadas en España desde el inicio de la crisis.

La inyección a los bancos se efectuará mediante el Frob (el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) y, por lo tanto, endeudará al Estado. Aunque el Gobierno ha tratado de venderlo como un rescate que únicamente afectará a los bancos, De Guindos ha reconocido que los intereses del préstamo elevarán el déficit público y el ratio de deuda estatal respecto al PIB.

Asimismo, los socios del euro se han encargado de dejar claro que el Ejecutivo español será el responsable último del dinero prestado a la banca. En el comunicado enviado tras la teleconferencia, recuerdan que el Gobierno español tendrá "la plena responsabilidad" de la asistencia económica a la banca y deberá firmar un Memorando de Entendimiento con sus socios de la Eurozona.

Eso sí, Guindos ha informado de que Europa ha aceptado que las condiciones asociadas al rescate afecten únicamente al sector financiero. Así, la zona euro no demandará un plan de austeridad adicional a España a cambio de la ayuda para sus bancos.

La recapitalización a las entidades no requerirá de ningún cambio legislativo, pues se hará en función de las dos últimas reformas financieras aprobadas por el Gobierno del PP. De esta manera, se dejará a las entidades la responsabilidad de solicitar las ayudas o de pedir dinero al mercado, en función de sus necesidades. Si no, El Gobierno intervendrá las entidades con problemas, del mismo modo que se ha hecho hasta ahora.

Según han informado las distintas fuentes, los socios de la zona euro y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, han sometido a España a "una gran presión" para que acepte el paquete de ayuda para la banca este mismo fin de semana, sin más demoras.

En cambio, De Guindos ha negado con rotundidad tales presiones y ha insistido en que España ha tomado la decisión de pedir el rescate en "la firme determinación de contribuir lo máximo posible al restablecimiento de la confianza en la modenda única".

El FMI jugará un papel de vigilancia del programa pero no participará en los préstamos, en una decisión que parece querer hacer una distinción respecto a los otros países de la zona euro que tuvieron que ser rescatados, Grecia, Irlanda y Portugal. "El papel del FMI es un papel estrictamente de asesoramiento en el ámbito en el sector financiero", ha dicho Guindos.

En cualquier caso, el comunicado enviado por el Eurogrupo explica que el organismo internacional ejercerá también labores de control y supervisión. "La CE, el BCE, la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y el FMI harán una evaluación después de recibir la solicitud para el rescate por parte del Gobierno español y elaborarán una propuesta sobre las condiciones necesarias que se ligarán al sector financiero a cambio de ayuda", dice el comunicado enviado por el Eurogrupo.

Preguntado por la razón por la que el encargado de anunciar una noticia de tal calado ha sido Guindos y no el presidente del Gobierno, De Guindos ha defendido que "Rajoy ha tenido un papel fundamental en el proceso" y ha argumentado que su comparecencia se debe a que la teleconferencia celebrada hoy ha congregado a ministros de Finanzas.

Así mismo, De Guindos ha restado importancia al hecho de que se desconozcan aún muchos detalles sobre el rescate de los bancos españoles, al decir que "no hay urgencia" y que se definirán "más adelante", cuando se conozcan las necesidades concretas de financiación de las entidades.

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad