21 de Enero, 11:46 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

los bancos, obligados a provisionar 30.000 millones

La nueva reforma financiera de Guindos costará 15.000 millones al Estado

Óscar Torres

El ministro de Guindos apunta que las entidades que necesiten capital del estado pagarán un 10% de interés. Sobre Rato, explica que no hubo presiones para que dejara Bankia.

La cuarta reforma del sector financiero, presentada hoy por el ministro de economía Luis de Guindos, podría costar cerca de 15.000 millones de euros en avales del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

"Actualmente, el FROB cuenta con una liquidez de 5.000 millones de euros y habrá que ver si hay que realizar nuevas emisiones de deuda", ha asegurado de Guindos durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. No obstante, el ministro ha querido dejar claro que todo este dinero se recuperará durante los próximos años.

La estrategia del Gobierno es inyectar capital en forma de bonos convertibles contingentes a aquellas entidades que se vean en situaciones de dificultad. Además, De guindos ha asegurado que se exigirá un tipo de interés más elevado al tipo de mercado de estas emisiones al mismo plazo. "Las remuneraciones estarán próximas al 10 por ciento", ha explicado el titular de Economía del Gobierno de España.

Derrama especial para el Fondo de Garantía de Depósitos

Otro de los puntos a los que se hizo mención durante la rueda de prensa fue la financiación del FGD, cuyos fondos se agotarán con los procesos de subasta de Banco de Valencia y Catalunya Caixa. El ministro de Economía ha explicado que "el planteamiento que se está haciendo es que las entidades financieras hagan una derrama especial" para dotar de nuevos fondos al FGD.

Este instrumento, que se ideó con el objetivo de respaldar los ahorros de los depositantes de una entidad en quiebra, está financiando los procesos de fusión de las entidades intervenidas por el Estado. El ministro de economía no ha facilitado la cuantía que podrá alcanzar esta derrama, pero las principales entidades financieras se han manifestado en varias ocasiones en contra de aportar más fondos o, incluso, adelantarlos.

Bankia volverá a ser privada

El consejo de ministros se celebraba dos días después de que se hiciera pública la nacionalización de BFA-Bankia. El Estado adquirirá el 100% del capital de Banco Financiero y de Ahorros mediante la conversión en capital de los 4.500 millones de euros que ya tenía el FROB en preferentes. El ministro de Economía ha asegurado que "la entidad se saneará y se someterá a un proceso de privatización posterior".

Sin embargo, no ha desvelado cuánto dinero adicional requerirá ese plan de saneamiento. "Bankia es una entidad absolutamente solvente, en la que el Gobierno tiene una participación prácticamente mayoritaria. Los depositantes, ahorradores y clientes de Bankia tienen que estar absolutamente tranquilos con respecto a la solvencia de la entidad, que ya tiene detrás de sí al sector público español", ha declarado.

Con respecto a la dimisión de Rato, el ministro ha asegurado que fue una decisión personal del antiguo presidente de Bankia y que en ningún momento recibió presiones del Gobierno para abandonar la entidad.

La bolsa da la espalda al plan De Guindos

Tras conocerse los términos de esta segunda fase de la reforma financiera, los mercados han dado la espalda a las medidas con mucha energía. Así, el Ibex 35 caía a plomo al filo de las tres de la tarde, apenas media hora después de que el ministro comenzase a desgranar las medidas.

El castigo está siendo muy intenso y el Ibex se deja alrededor del 3%, sobre todo por el fuerte varapalo que se llevan los bancos. El parte de guerra entre las entidades financieras a las tres de la tarde da miedo. Así, Popular, BBVA y Santander se dejan cerca del 5%, mientras que Bankia recorta alrededor del 4% y Bankinter se deja el 3,3%.

Poco después de que el Gobierno haya cifrado en unos 30.000 millones de euros el importe de las provisiones con las que los bancos tendrán que hacer frente a sus activos inmobiliarios, el selectivo se deja casi un 3%, mientras la prima de riesgo española vuelve a superar los 450 puntos y el bono alemán marca un nuevo mínimo, con un rendimiento del 1,49%.

publicidad
publicidad