20 de Enero, 21:17 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Laura di Marco, autora del libro 'La Cámpora'

Axel Kicillof, de indignado en la Plaza de Mayo a ideólogo del expolio YPF

J. JIMÉNEZ

"Tiene un gran futuro porque tiene cautivada a la presidenta Argentina, está encandilada", explica la periodista argentina.

"Axel Kicillof, creo que tiene un gran futuro porque tiene cautivada a la presidenta y porque tiene todos los ingredientes para tenerla cautivada. Cristina está encandilada con él". Quien así define a la nueva estrella emergente de Argentina es la periodista de investigación Laura di Marco, autora del libro 'La Cámpora' y gran conocedora de esta organización en la que se integra el político de moda e ideólogo de la expropiación de YPF.

En unas declaraciones efectuadas este viernes al programa 'Herrera en la Onda', di Marco, que ha realizado una extensa investigación en su obra, apunta que Axel Kicillof es un muchacho que viene de la militancia universitaria de izquierdas pero que se integra en la corriente de los keynesianos. Y parece que este joven economista con cuarenta años recién cumplidos ha entrado por el ojito derecho de Cristina Fernández de Kirchner.

"A la presidenta le gustan los 'carilindos', por eso  tenía a Amado Boudu de vicepresidente, pero cayó en desgracia y ascendió la estrella de Axel Kicillof. Está muy formado, es doctor en Economía, viene de esta suerte de indignados que tuvimos nosotros aquí en el 2001, porque era un militante de izquierda que en el 2001 estaba tirando piedras en la Plaza de Mayo y protestando junto con otros grupos", explica di Marco.

Desde luego, el viceministro de Economía es con este perfil el personaje político el momento en Argentina, y quién sabe si el futuro heredero de Cristina Fernández de Kirchner, una posibilidad que di Marco no descarta, principalmente porque a su modo de ver, el hijo de la presidenta, Máximo Kirchner, no parece dar la talla en este cometido.

Máximo Kirchner, explica la periodista, "es que es un joven (35 años) a quien la vida lo ha llevado al lugar que ocupa, pero no tiene pasta de líder político, no podría dar un discurso como el que dio Axel Kicillof hace unos días en el Senado. No tiene la formación necesaria para hacerlo. De hecho, aquí no le conocemos la voz, nunca ha hablado en público, ni siquiera con la prensa militante. No es un chico preparado para eso y nunca ha intervenido en las grandes batallas del kirchenrismo, explica la periodista argentina.

Por el contrario, di Marco apunta que Axel Kicillof  ha ascendido muy rápidamente en estos dos meses En primer lugar, su irrupción supone la vuelta de un economista que no sea el propio Néstor Kirchner al propio gobierno 'kirchnerista', porque mientras éste vivía era como una especie de ministro en la sombra y cerró la puerta a más influencias. Pero una vez que Cristina se quedó viuda,  "Axel tiene todo el espacio para poder hacer oir su  voz, y de hecho lo hace porque es el mentor de la expropiación del 51% de YPP", sostiene di Marco.

Es más, apunta la periodista, "la vieja guardia le recomendaba a Cristina opciones más moderadas pero sin embargo ella compró esta posición de Kicillof, que es un joven muy audaz además de todo".  A su modo de ver, "Cristina está muy encandilada con él". De alguna manera, "encontró muchas cualidades que no encontraba en otros líderes", como por ejemplo, su propio hijo Máximo, que pese a todo, es la máxima figura del grupo que reúne a todos, 'La Cámpora'. ¿Y qué es esta organización?

"Tiene algo cultural parecido  a una secta política de jóvenes kirchneristas que rodean a la presidenta, y que empezaron a ser muy fuertes sobre todo después de la muerte de Néstor Kirchne", explica di Marco. Hay muchas definiciones que tiene algún aire familiar a la coordinadora radical, que son aquellos jóvenes que acompañaron a Alfonsín en los 80, pero básicamente son una militancia o burocracia estatal. La Cámpora tiene una estructura celular, tiene distintos anillos, es una mesa de seis miembros, excluido el jefe que es Máximo Kirchner.

publicidad
publicidad