23 de Octubre, 12:44 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Llueven las dudas sobre la deuda autonómica

¿Por qué nadie quiere hacer 'carry trade' con los bonos patrióticos?

RAMON ZÁRATE (ZÁRATE EAFI)

Las últimas emisiones de deuda autonómica auguran pan para hoy y hambre para mañana. Cuatro motivos explican el miedo.

Las autonomías fueron el año pasado las responsables del 65% del desvío del déficit. Después de que Bruselas haya flexibilizado el objetivo de déficit para España en 2012 y de la incorrección del año pasado, lograr este año el 5,3% del PIB previsto representa un asunto clave para la credibilidad de economía española.

Las Comunidades Autónomas fueron las que más infringieron el límite previsto en 2011, del 1,3% en su caso, al alcanzar un agujero fiscal del 2,94%. De los datos de las últimas emisiones de deuda autonómica de febrero y marzo, de acuerdo a los datos publicados por AIAF, podemos sacar las siguientes conclusiones:

1.- La financiación que se obtiene está prácticamente limitada a periodos que no van más allá del 2015.

2.- Los tipos de interés que se tienen que pagar ofrecen unos diferenciales importantes, en la mayoría de los casos por encima de los 300pb, sobre los préstamos del BCE a las entidades financieras.

3.- Cuando se busca alargar los vencimientos de la deuda, los diferenciales son todavía mayores.

4.- En todos los supuestos, las cantidades conseguidas, no son relevantes, salvo los casos de la Xunta y Madrid, que representan más del 70% de lo emitido, hasta la fecha.

Parece que los inversores no se terminan de creer los datos y descuentan que el escenario tiene bastantes posibilidades de ir a peor. 

Si tenemos en cuenta que en la actualidad se pueden entregar en determinados porcentajes estas emisiones como colaterales al BCE, no se entiende demasiado bien que nadie quiera ganar este diferencial entre el 1% y la oferta que ofrece el mundo autonómico, o lo que es lo mismo una variable del cash and carry a la española muy rentable, salvo que se prevea un escenario de pan para hoy a hambre para mañana, o para entendernos, que el rating que enarbolan actualmente las autonomías no se corresponda con la realidad, tanto la que se conoce como la que está por descubrirse.

publicidad
publicidad