Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Sentencia sobre el Santander

Zunzunegui: "Santander vendió convertibles antes de registrar el folleto en la CNMV"

Óscar Torres

La entidad podría afrontar una avalancha de demandas por sus convertibles

La entidad financiera presidida por Emilio Botín podría tener que enfrentarse a un auténtico aluvión de demandas por la emisión de convertibles que colocó entre 129.000 inversores particulares. El diario británico Financial Times lo ha publicado esta misma mañana y poco a poco se van conociendo detalles de una operación que podría obligar al Santander a devolver la inversión a muchos de los clientes que suscribieron estos bonos. Una de ellas, comercializarlas antes de registrar el folleto informativo en la CNMV.

El abogado experto en asuntos financieros, Fernando Zunzunegui, afirma que se trata de la mayor emisión de convertibles realizada en la historia de España. En su momento, la entidad se jactó de haber colocado los 7.000 millones de euros en un tiempo récord de 13 días. ¿Cómo? Según este experto, Santander empezó a comercializarlas antes de registrar el folleto informativo en la CNMV. Tal y como indican los registros del regulador, el folleto se publicó el pasado 19 de septiembre de 2007, mientras que días antes ya se dieron órdenes de compra, indicó el abogado durante un seminario de productos complejos organizado por Asuapedefin y Apymifid.

Ahora, el Juzgado de primera instancia número 2 de Alicante ha sentenciado que el Santander debe devolver a uno de sus clientes la totalidad de la inversión, 45.000 euros, más los intereses legales y menos la remuneración que ya ha obtenido con los títulos. El juez ha detectado ciertas irregularidades que le han permitido declarar nulo el contrato que firmó el cliente con el Santander.

Productos complejos

En el seminario celebrado en Madrid, distintos letrados han puesto de manifiesto toda una serie de malas prácticas a la hora de comercializar productos financieros de gran complejidad. Las principales: carencias a la hora de identificar el perfil inversor del cliente y en la explicación de los riesgos del producto. En algunos casos se utilizaban los colores de un semáforo: verde (bajo riesgo), amarillo (riesgo medio) y rojo (alto riesgo).

Según Zunzunegui, los bonos convertibles del Santander se vendieron como títulos de riesgo medio, cuando deberían haberse calificado de alto riesgo: "Se trata de productos en los que se puede perder una buena parte del patrimonio, de hecho, sus titulares ya están perdiendo el 50 por ciento.  Además, la entidad tiene la opción de pagar o no pagar la retribución, en función de una serie de condiciones". Conviene recordar que los bonos convertibles del Santander se vendieron con una rentabilidad del 7,5% durante el primer año y de euríbor más 2,75% para los ejercicios posteriores.

Además, la oferta se condicionaba al éxito de la operación con ABN Amro. Si el Santander no hubiera podido cerrar la compra, los suscriptores de los bonos convertibles habrían recibido el dinero de vuelta un año después, con los intereses correspondientes. Sin embargo, la operación se efectuó con éxito y quien todavía sea titular de estos bonos recibirá este octubre acciones del Santander. En este momento cotizan en el entorno de los seis euros, cuando se ejecutó la emisión de convertibles costaban más de 13 euros.
publicidad
publicidad
publicidad