Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Aumenta la polémica

Cómo salir del callejón de las participaciones preferentes

PATRICIA PÉREZ ZARAGOZA

Hoy, las quejas y reclamaciones sobre estos productos no hacen más que crecer

Llegan las primeras demandas judiciales y se multiplican las plataformas de afectados. Legalmente se puede pedir la nulidad de los contratos

A muchos inversores puede parecerles un auténtico disparate invertir en bonos... ¡a 30 años! por tener un exagerado plazo de vencimiento. Otros muchos, en las condiciones actuales, huyen de los planes de pensiones por ese mismo aspecto: su falta de liquidez a corto plazo. Sin embargo, en lo que puede definirse como un mundo al revés, miles de inversores han optado por suscribir con verdadera devoción productos con vencimientos fijados para ¡el año 3000! Sí. La cifra es real. «Un producto de la CAM se ha vendido con un plazo de vencimiento fijado para el 16 de diciembre del año 3000», comenta Pablo Mayor, representante de los Servicios Jurídicos de Adicae. Es fácil adivinar de qué instrumento se trata: participaciones preferentes.
 
Información engañosa

La explicación de tan exitosa demanda radica en la «información engañosa», como lo definen Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores Facua, y Javier Flores, director de análisis de Asinver, con la que se comercializaron tales activos. Se vendieron como «cuasidepósitos», pero en realidad son un producto ilíquido y perpetuo que el banco liquida cuando lo considera oportuno. Pablo Mayor asegura que, además del mencionado folleto de la CAM, se han encontrado otros muchos contratos de preferentes con vencimientos superiores ¡al año 2800! Hoy, las quejas y reclamaciones sobre estos productos no hacen más que crecer. Pero, ¿qué puede hacer el inversor? No se trata de un problema menor: Según cálculos de la CNMV, hay más de 10.000 millones de euros invertidos en participaciones preferentes de bancos. A esta cifra se suman más de 14.000 millones de emisiones de otros sectores financieros, como el energético o el de telecomunicaciones.
 
Afectados unidos

Para Manuel Pardos, presidente de Adicae, estamos ante «el mayor fraude al ahorro familiar en los últimos tiempos, mayor incluso que los de AVA, Gescartera o Forum y Afinsa». «Es un fraude cometido por la práctica totalidad de la banca española en el que aproximadamente un millón de familias españolas tienen cautivo su dinero. En muchos casos ha habido comercialización irregular, ilegítima y fraudulenta», estima Pardos. Como vía de escape al problema, Zunzunegui Abogados ha lanzado el portal reclamacionesfinancieras.com, dedicado a la gestión de afectados por la incorrecta comercialización de preferentes y otros valores complejos de alto riesgo. Desde Adicae y Facua han puesto en marcha plataformas de afectados, en las que están preparando actuaciones judiciales. Adicae, por ejemplo, ha presentado una demanda judicial contra Banco de Sabadell, BBVA, CAM, Catalunya Caixa, La Caixa, Nova Caixa Galicia, Banco Santander y Banca Cívica y sus respectivas filiales por la masiva comercialización fraudulenta  de participaciones preferentes. Desde Facua, Rubén Sánchez comenta que están pensando presentar demandas similares, en las que solicitarán la nulidad de los contratos.
 
Fernando Zunzunegui, abogado y profesor de la Universidad Carlos III, también apunta que ante la falta de información sobre la naturaleza y riesgos del producto, los inversores pueden solicitar la devolución de lo invertido. «Los contratos pueden ser nulos por vicio en el consentimiento y la sanción en estos casos es la devolución de las contraprestaciones. El banco debe entregar al cliente el importe de la compra y el cliente debe poner los títulos y los intereses recibidos a disposición del banco. Adicionalmente, las entidades pueden ser sancionadas por la CNMV por incumplir la Lex Artis», afirma.
 
Canjes a la vista
 
En paralelo a las demandas, otra opción para el inversor «atrapado» con preferentes es esperar a las previsibles nuevas ofertas de canje que lanzarán las entidades con emisiones en circulación. En realidad, la banca está recurriendo a esta estrategia porque la nueva directiva europea ha dejado de considerar a las preferentes como capital básico. Ahora, necesitan transformar esos recursos en capital de máxima solvencia («core capital»).

En los últimos meses, Santander, BBVA, La Caixa y Sabadell han optado por canjear preferentes por bonos convertibles o acciones, en la mayoría de los casos por el 100 por cien de su valor nominal. Nicolás López, director de análisis de MG Valores, estima que es una solución aceptable para recuperar el dinero. En este sentido, de cara  a los próximos canjes (sólo Bankia y Banca Cívica cuentan con casi 5.000 millones de euros de preferentes), lo más favorable para el inversor es que se realicen a la par, es decir, teniendo en cuenta su precio de emisión y no al que cotizan ahora en el mercado secundario (que en ocasiones es menos de la mitad).
 
Por «suerte» para el inversor, el presidente de la CNMV, Julio Segura, ha advertido que desde el organismo regulado están mirando con lupa las ofertas de canje. Para Segura, no será aceptable que las entidades traten de canjear preferentes por un producto todavía más complejo, como pueden ser los bonos contingentes convertibles. No le parece mal, sin embargo, que se produzcan canjes por acciones o bonos convertibles. Además, la CNMV recuerda que las nuevas emisiones de renta fija deben incluir un informe de valoración realizado por un experto independiente sobre el producto, siempre que éste vaya dirigido a minoristas.

publicidad
publicidad
publicidad