Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

En portada del XLSemanal

Iman y David Bowie: "No somos Brad Pitt y Angelina Jolie "

XLSEMANAL

La modelo y el cantante dicen que no son Brad Pitt y Angelina Jolie

Fuera de las cámaras no son el rey del `glam´ y la modelo somalí que revolucionó las pasarelas. Son simplemente el señor y la señora Jones, el verdadero apellido de Bowie. Quizá ahí resida el secreto de que lleven 20 años juntos. «Y los que nos quedan», aseguran. Así es y así funciona una de las parejas más atractivas del mundo.

No estoy casada con David Bowie», dice Iman con vehemencia, negando con la cabeza y con el dedo índice enhiesto. «A ese señor ni lo conozco».

Imán bebe un sorbito de té y se me ocurre que, quizá esté hablando con una doble de la célebre supermodelo somalí. Pero entonces sonríe y está clarísimo que se trata de ella, la primera mujer negra protagonista de importantes campañas publicitarias, la antigua chica de Revlon y musa de Yves Saint Laurent, la que se negaba a trabajar si le pagaban menos dinero que a otras modelos. «Yo estoy casada con David Jones. Son dos personas diferentes por completo».

Jones, por supuesto, es el apellido de nacimiento de Bowie. Iman y Bowie llevan dos décadas juntos -«El nuestro es un amor de los que surgen una vez cada millón de años», le gusta subrayar a Bowie- y tienen una hija de 10 años, Alexandria, que también lleva el apellido Jones y a quien el propio Bowie cortó el cordón umbilical. «Veinte años y los que nos quedan...» -dice Iman con orgullo-. «El nuestro es un matrimonio de los de verdad». Y añade que su David no es el legendario rockero de la época del glam, sino «un caballero de pies a cabeza. Es divertido, entrañable... Un gran tímido en el fondo», insiste.

Iman Mohamed Abdulmajid nació en Somalia en 1955. Hija del embajador en Arabia Saudí, hablaba 5 idiomas cuando el fotógrafo Peter Beard la descubrió a los 19 años en Nairobi -donde Iman, ya casada, estaba estudiando Ciencias Políticas- y la convenció de que se fuera con él a EE.UU. En América, Beard aseguraba que había sido pastora de cabras y que no hablaba una sola palabra de inglés. Más información en el XLSemanal

publicidad
publicidad