Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

para estabilizar los mercados

Japón inyecta 3 billones de yenes tras acordar con el G7 debilitar al yen

EFE

La nueva inyección intenta reducir las preocupaciones en los mercados tras el terremoto del 11 de marzo

El Banco de Japón decidió hoy inyectar 3 billones de yenes (27.085 millones de euros) a corto plazo, poco después de acordar con los ministro de Finanzas del G7 una intervención coordinada en los mercados de divisas para debilitar el yen.

Japón, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y el Banco Central Europeo acordaron apoyar a Japón en una operación en el mercado de divisas, lo que hizo que el dólar se apreciara al inicio de las cotizaciones en Tokio hasta la banda baja de los 81 yenes, desde los 79 yenes.

El Gobernador del Banco de Japón (BOJ), Masaaki Shirakawa, dijo hoy que el banco central seguirá proveyendo liquidez en el sistema bancario para estabilizar los mercados financieros, en medio de las preocupaciones de Tokio por el impacto negativo en la economía japonesa del gran terremoto y la crisis nuclear en la central de Fukushima.

"El Banco de Japón espera que la acción concertada de Japón con los miembros del G7 en el mercado de divisas contribuya a una estable formación de los tipos de cambio", indicó Shirakawa en un comunicado urgente.

"El Banco de Japón perseguirá una fuerte flexibilización monetaria para asegurar la estabilidad en los mercados financieros y continuará proveyendo amplia liquidez", afirmó Shirakawa.

La nueva inyección intenta reducir las preocupaciones en los mercados tras el terremoto del 11 de marzo, que ha empujado al alza el valor del yen hasta su nivel más alto desde el fin de la II Guerra Mundial.

Entre el lunes y el jueves el BOJ ha inyectado 34 billones de yenes (429.998 millones de euros) en los mercados para evitar el pánico de los inversores y los desplomes en la Bolsa de Tokio.

El ministro de Finanzas, Yoshihiko Noda, dijo ayer que la repentina apreciación del yen se debía a movimientos especuladores, ante las expectativas de que Japón tenga que hacer uso de un gran volumen de fondos para financiar la reconstrucción tras el terremoto de 9 grados y posterior tsunami del 11 de marzo.

publicidad
publicidad