19 de Septiembre, 21:28 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

EMPRESAS-FRAUDE

La crisis aumenta los fraudes de menor cuant韆 de los directivos seg鷑 KPMG

Noticias EFE

Madrid, 20 dic (EFE).- La crisis econ髆ica ha contribuido a aumentar el n鷐ero de fraudes que cometen los directivos en sus empresas, aunque estas apropiaciones indebidas son de menor cuant韆 que las detectadas en 閜ocas de bonanza financiera, seg鷑 los datos facilitados por la consultora KPMG.

"Con la crisis hay m醩 presi髇 para alterar los estados financieros, justificar que la empresa va bien y mantener el puesto de trabajo, pero la oportunidad de cometer un gran fraude es mayor cuando las cosas van bien, porque se relajan los controles", explica el director de KPMG Forensics, Fernando Lacasa.

Este departamento se dedica a la prevenci髇 e investigaci髇 de fraudes y a prestar asistencia a las empresas como expertos independientes en conflictos judiciales y extrajudiciales.

Esta clase de delitos econ髆icos se comete actualmente de forma generalizada en todo tipo de compa耥as y de sectores econ髆icos, ya que, seg鷑 Lacasa, "incluso las peque馻s empresas disponen de estructura para ocultar el dinero".

De acuerdo con los datos de los que disponen los especialistas de la consultora, en casi la mitad de los casos, el fraude se comete por falta de controles internos en la empresa.

En el 55% de las apropiaciones indebidas descubiertas, no exist韆 ninguna sospecha previa, y en el 21% hab韆 indicios de delito, pero la empresa no hab韆 tomado cartas en el asunto.

Estos casos suelen detectarse por denuncias an髇imas y revisiones de la direcci髇; s髄o en una m韓ima parte -aproximadamente el 10%- son descubiertos por los controles internos en la empresa o las sospechas de un superior -9% de los casos-.

El perfil del directivo defraudador en Espa馻 es el de un trabajador que lleva m醩 de dos a駉s en la empresa, habitualmente en los departamentos de finanzas y ventas, y que suele actuar en solitario y repetidas veces, durante varios a駉s, apropi醤dose indebidamente de cantidades que no suelen sobrepasar los 10 millones de euros.

Cuanto m醩 tiempo lleve ese directivo en la empresa, es m醩 probable que cometa fraude, porque conoce los entresijos del funcionamiento de la empresa y ha aprendido a burlar los controles internos.

"Son casos dif韈iles de identificar, porque se trata de trabajadores a los que se les conf韆 mucha responsabilidad", se馻la el director de KPMG Forensics.

La detecci髇 de los fraudes de directivos, ya de por s ardua, se complica aun m醩 cuando el caso llega a los juzgados ordinarios, que carecen de los medios y la capacidad necesaria para gestionar grandes casos de estafa.

"Algunos acusados se defienden inundando el juzgado de documentaci髇, para perder al juez y dilatar los procesos durante a駉s, hasta que prescribe el delito", indica Lacasa.

Los directivos saben que el funcionamiento de los tribunales y los problemas de acumulaci髇 de tareas que sufren juegan a su favor, y act鷄n sabiendo que la estructura actual de la justicia hace que sea casi imposible recuperar todos activos sustra韉os, lo que les motiva para cometer estos delitos.

Si los activos se han mantenido dentro de la zona euro, hay m醩 posibilidades de que puedan ser recuperados, pero en cualquier caso, las comisiones rogatorias -comunicaci髇 entre tribunales de distintos pa韘es para la pr醕tica de diligencias judiciales- son procesos de gran lentitud.

"Cuando la transferencia sale de la Uni髇 Europea, el dinero ya ha dado la vuelta al mundo varias veces hasta que se encuentra el primer destino al que se desviaron los fondos", subraya Lacasa.

publicidad
publicidad