22 de Septiembre, 12:35 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

LA RIOJA

La FER dice que "no va a permitir" culpabilizar al empresario de la crisis y pide reformas laborales y anti-'blindaje'

Noticias EUROPAPRESS

LOGROÑO, 03 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Federación Riojana de Empresarios, Julián Doménech, afirmó hoy que la patronal "no va a permitir" que se culpabilice a los empresarios de la crisis y reclamó, por contra, reformas políticas, económicas, financieras, del mercado laboral y anti-'blindaje.

Doménech realizó estas declaraciones en su intervención en la Jornada de la Dignidad Empresarial, que la patronal riojana llevó a cabo esta tarde en Riojafórum, y a la que se habían adherido más de 1.200 empresas de la comunidad.

En sus palabras, Doménech, que comenzó agradeciendo el apoyo del presidente de la Cámara de Comercio, José María Ruiz-Alejos, a la iniciativa, afirmó que "la crisis nos ha pillado a todos desarmados, no a nosotros, a todo el mundo" y citó, en este sentido, a los políticos, a los bancos y a los trabajadores.

"Y como nadie sabe salir de esta situación, necesitan un culpable al que enjuiciar, proyectando sobre nosotros una imagen de especuladores, aprovechados y todo lo negativo. Les invitamos a que monten empresas, a ver cuánto les sale por hora de esfuerzo y sacrificio, a ver si les sale rentable", añadió.

Por ello, recalcó que "no vamos a permitir esta falta de respesto al empresario autónomo, que abre todos los días su empresa de madrugada, que trabaja a lo largo de toda la jornada, renunciando muchas veces a su vida personal y familiar, y que cierra la puerta de su empresa cuando ha llegado la noche".

Defendió el derecho empresarial de "tener beneficios económicos con nuestras empresas, a cambio de lo que aportamos y arriesgamos", y recordó que, muchas veces, ésta es "nuestra único retribución salarial".

"Qué fácil es hacer demagogia con los beneficios empresariales", dijo Doménech, quien criticó que "se mete en el mismo saco a Madoff, el de Wall Steet, que ha terminado entre rejas, y a Pepe, el carnicero de San Blas".

Especial "decepción" mostró el presidente de la patronal riojana con los bancos y las cahas que, en sus palabras", "nos han abandonado, nos han dejado huérfanosa" e hizo hincapié, sobre todo, en que "el Gobierno les ha prestado dinero público, dinero de todos los españoles, que no derivan a las empresas porque, cuando hacen la calificación del riesgo, no somos fiables".

También tuvo críticas para la corrupción política; para la "excesiva normativa" que recae sobre las pequeñas y medianas empresas "miles de normas que nos atosigan con cumplimientos y obligaciones a cada paso; y para los sindicatos, de los que dijo querer "unos sindicatos responsables".

"A mí me parece que éste es un país de castas. Está la casta de los políticos, la casta de los altos funcionarios y la casta de los liberados sindicales. Y quieren que los pequeños empresarios autónomos y trabajadores seamos el último mono de la sociedad. Somos los menos protegidos. Tenemos muchas obligaciones, pero no tenemos derechos", aseguró.

Doménech se refirió a "una cosa que estos días que hemos recorrido La Rioja, pone los pelos de punta: los impagados, un deporte nacional, apoyado por una legislación de vergüenza", por lo que reclamó que la administración pública "debe pagar en tiempo y forma" y denunció que "los pequeños empresarios son los grandes perjudicados con el retraso de los pagos, en beneficio de las grandes empresas".

Por contra, pidió que "se legisle pensando en los autónomos y en los pequeños y medianos empresarios, no en la gran empresa de Madrid" y apuntó iniciativas como "la erradicación de actitudes de quienes viven de la ayuda estatal eternamente" o sueldos variables para la clase política.

Domenech defendió "una reforma de calado en el mercado de trabajo, creando figuras contractuales más adecuadas a la realidad en que vivimos, más ágiles y menos costosas".

Además, subrayó la necesidad de una reforma de la Constitución "para que de una vez por todas, en este santo país, tengamos todos las mismas competencias tributarias". "Ya está bien: vascos, navarros y riojanos con los mismos derechos y no que unos disfruten del paraíso fiscal a costa de otros. ¡Cuánto daño no han hecho con esto!", aseguró.

Por último, el presidente de la patronal riojana, que abogó por el diálogo social pese a todo, hizo especial hincapié en su "confianza a ciegas en los pequeños empresarios y en los pequeños autónomos".

"Este país lo vamos a tener que salvar nosotros. No creo en que nadie nos vaya a aportar grandes soluciones. La solución va a estar en nosotros. En nuestro ímpetu, en nuestra fuerza, en nuestra unidad. Nunca en la historia de La Rioja nos han regalado nada. Lo hemos sudado a sangre. Y hemos de luchar por la regeneración del sistema, de la educación, de la Justicia y del funcionamiento de las Administraciones", finalizó.

TELETIPOS_CORREO:ECO,ECONOMIA,ECONOMIA,%%%

publicidad
publicidad