Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

FMI-ECONOMÍA

FMI empeora sus pronósticos de la economía española

Noticias EFE

César Muñoz Acebes

Washington, 8 jul (EFE).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó hoy que el PIB español caerá un 4 por ciento este año, un punto porcentual más de lo que había previsto en abril, y que en 2010 se reducirá un 0,8 por ciento.

Se trata de la bajada más profunda de sus cálculos entre los países desarrollados este año, al tiempo que el FMI coloca a España a la zaga de la recuperación.

El repunte económico cuando llegue a España será "gradual y lento", declaró a Efe Jorg Decressin, encargado del informe "Perspectivas Económicas Mundiales" que el FMI actualizó hoy.

El alto nivel de desempleo, que se espera que alcance aún cotas mayores, hace improbable una vuelta rápida al ciclo de alto crecimiento que España conoció hasta 2007, a juicio de Decressin.

En comparación, el mensaje del Fondo para el resto del mundo fue, en general, positivo.

La crisis eliminará este año un 1,4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) del planeta, pero el año que viene se prevé un crecimiento del 2,5 por ciento, seis décimas más que lo vaticinado por el Fondo en abril.

"Hemos pasado lo peor y la recuperación está llegando", dijo en una rueda de prensa Olivier Blanchard, economista jefe del FMI, aunque alertó de que la vuelta al crecimiento positivo será "frágil".

La razón para el nuevo tono del organismo es la mejora en el sistema financiero, en vista de que las intervenciones públicas han logrado afianzar a bancos que estaban en la cuerda floja.

En cambio, en España el desempleo es la losa que impide su despegue, a juicio del Fondo, al que sorprendió la rapidez de su incremento a principios de año.

El paro ha pasado del 10,5 por ciento en mayo de 2008 al 18,7 por ciento un año después, según Eurostat, la oficina de estadísticas europea.

De acuerdo con los datos del Gobierno, el desempleo se redujo en mayo y junio en unas 80.000 personas, y el número de parados se situó en 3.564.889.

"A menos de que haya un cambio grande en la dinámica de determinación de los sueldos, el aumento (del paro) probablemente continuará hasta 2011", dijo Decressin, quien afirmó que la alta tasa de desempleo echará un jarro de agua fría al consumo este año.

El FMI ha instado al Gobierno español a acabar con los ajustes de los salarios según la inflación y a facilitar el despido, lo que a su juicio permitirá la incorporación de más jóvenes a las plantillas de forma permanente al considerar que las empresas tendrán menos miedo a contratar.

El Gobierno y los sindicatos han rechazado cualquier medida que "abarate" el despido.

La revisión de los pronósticos del FMI se aproxima a los cálculos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que prevé una caída del PIB español del 4,2 por ciento este año y del 0,9 por ciento el que viene.

En cambio, el Gobierno vaticina que la recesión reducirá el PIB un 3,6 por ciento este año.

Decressin señaló que la principal razón de la revisión de los números del Fondo para este año "es que el primer trimestre de 2009 ha sido peor que lo que preveíamos".

En esos tres meses en España se destruyeron más de la mitad de los empleos perdidos en la zona euro, según datos de la oficina Eurostat.

El Fondo también empeoró sus pronósticos para Europa, aunque en menor medida que para España, y ahora prevé que la economía de la zona euro caerá un 4,8 por ciento este año, seis décimas más de lo calculado en abril, y un 0,3 por ciento en 2010.

El organismo considera que las recesiones en Italia y Alemania serán más profundas de lo previsto, con recortes del PIB del 5,1 y del 6,2 por ciento este año, respectivamente.

El Fondo constató la mejora de las perspectivas entre los consumidores y las empresas europeas, pero los datos reales "muestran pocas señales de estabilización", por lo que, agregó, la recuperación será más lenta en el viejo continente que en el resto del mundo.

En comparación, Estados Unidos está a punto de sacar la cabeza fuera del agua.

El FMI ahora vaticina que el PIB de la mayor economía del mundo se reducirá un 2,6 por ciento este año, dos décimas menos de lo previsto en abril, y en 2010 aumentará un 0,8 por ciento.

publicidad
publicidad
publicidad