22 de Febrero, 09:45 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

ZIMBABUE-CRISIS

La ONU hace un llamamiento por mayor asistencia de emergencia para Zimbabue

Noticias EFE

Harare, 1 jun (EFE).- Zimbabue necesita 718 millones de dólares en asistencia humanitaria de emergencia, incluyendo agua potable, alimentos e insumos agrícolas, indicó hoy Naciones Unidas en un comunicado divulgado en Harare.

Según una misiva de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), tras la devastadora epidemia de cólera que ha sufrido Zimbabue desde agosto del año pasado y las pobres cosechas que se han registrado desde entonces, las necesidades humanitarias del país son "escalofriantes".

Más de cinco de los 12 millones de habitantes de Zimbabue se encuentran en necesidad de asistencia alimentaria en todo el país, donde la epidemia de cólera ha dejado un saldo de 4.200 muertos.

"La epidemia de cólera y la inseguridad alimentaria durante la época de sequía ha agravado un ya difícil ambiente socioeconómico de hiperinflación y servicios sociales básicos colapsados", recalca la nota de OCHA.

La agencia señala que "en este contexto cambiante, se requieren ahora 718 millones de dólares para el Procedimiento de llamamientos unificados (CAP, en inglés).

OCHA puntualiza que la respuesta de los donantes a su llamamiento anterior por asistencia para Zimbabue, hecho en noviembre pasado, ha sido "por debajo del promedio" y sólo consiguió reunir 246 millones de dólares.

"Es un momento crítico para respaldar los esfuerzos humanitarios en Zimbabue, donde la magnitud de la declinación económica y la erosión de los medios de vida son tales que es improbable que las necesidades humanitarias del país se reduzcan en el corto plazo", agrega la nota de la OCHA.

Según la agencia de la ONU, seis millones de zimbabuenses, la mitad de la población del país, no tiene acceso, o éste es mínimo, a las fuentes de agua potable.

La tasa de inflación ha sido reducida tras la reciente decisión del gobierno de unidad nacional de dejar de usar el dólar zimbabuense y reemplazarlo por monedas extranjeras, incluyendo el dólar estadounidense, la libra esterlina y el rand sudafricano.

Sin embargo, el costo de vida, especialmente en lo que concierne a los servicios básicos -agua y electricidad- las tarifas del transporte público y los aranceles escolares, es tan alto que la mayoría de la población no puede afrontarlo.

La semana pasada, el ministro de Educación del nuevo gobierno, que lleva en el poder tres meses, señaló que la proporción entre alumnos y libros de texto en las escuelas rurales es de uno cada treinta.

Se registra en el país una creciente oleada de ira y desilusión ante las penurias económicas, que van en aumento y que la población pensó que podrían aliviarse tras la asunción del nuevo gobierno de coalición el 13 de febrero pasado.

publicidad
publicidad