Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

¿Mejorará en mayo?

La doble lectura de los buenos datos de paro del mes de abril

CRISTINA CASILLAS

Los expertos siguen pesimistas respecto a que la mejora de abril continúe los próximos meses.

El dato de paro de abril pone fin a la racha de ascensos consecutivos de más de 100.000 parados que se venía registrando desde hacía seis meses. ¿Es posible abrir la puerta al optimismo?

El mes pasado, el número de parados registrados en las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (Inem) subió en 39.478 personas respecto a marzo (+1,1%), registrando su decimotercera subida mensual consecutiva. Con esta cifra, el total de desempleados en 3.644.880 personas, su nivel más alto de la serie histórica comparable, iniciada en 1996. Sin embargo, pese a ser el peor dato en un mes de abril de toda la serie histórica comparable, que arranca en 1996, la subida es muy parecida a la registrada en igual mes de 2008 (+37.542 parados) y supone la tercera parte de la que se experimentó en marzo (+123.543 parados).

La secretaria general de Empleo, Maravillas Rojo, destacó en un comunicado que el repunte del paro en abril es el más moderado de los últimos nueve meses. Por otro lado, el fondo de inversión local que planteó el Ejecutivo como iniciativa para mantener y crear empleo ha permitido crear ya 98.696 nuevos contratos. Asimismo, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, pidió hoy "prudencia" ante las cifras de paro de abril y recomendó esperar a conocer los datos de mayo para comprobar si existe o no un cambio de tendencia en la destrucción de empleo. El ministro recordó que, pese a la disminución de afiliados a la Seguridad Social, que ha sido de casi 24.000 cotizantes, el número total de ocupados sigue por encima de los 18 millones, lo que atribuyó al resultado de "muchas de las medidas que ha adoptado el Gobierno".

Desde Funcas se resalta que los datos son mejor de lo esperado, tanto en el número de empleos destruidos como en la pérdida de cotizantes a la Seguridad Social. Dos hechos han contribuido a que estos datos no hayan asustando tanto como los de los meses anteriores. El primero, el efecto de la estacionalidad provocada por la Semana Santa, es decir, una semana menos de actividad en abril que ha hecho que las empresas hayan pospuesto sus decisiones de contratación o de despido. El segundo, los efectos del Plan de Inversión de los Ayuntamientos, que ya han empezado a generar empleos. Aunque como destaca Funcas se trata de "algo que se concentrará en los próximos meses y seguramente, cuando haya terminado su efecto, el desempleo volverá a crecer con fuerza, a no ser que se tomen medidas económicas que lo mitiguen".

Javier Quintana, director del servicio de estudios del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), destaca que el ajuste en la construcción ha llegado a su fin, aúnque no se puede decir que los datos reflejen una mejoría. En su opinión, el siguiente sector afectado por el paro va a ser el de servicios y pide medidas que ayuden al Turismo. Según las cifras que contemplan los empresarios del sector, "la temporada alta no va a ser tan mala como la baja, pero sí va a ser más corta", con lo que los datos del mes de agosto no serán excesivamente malos, sin embargo, Quintana hace especial hincapié en el mes de septiembre, "ya que la crisis estalló en ese mes y permitirá hacer una comparación interanual que nos servirá para saber si la crisis ha tocado fondo o no".

En cuanto a la inversión en infraestructuras, el director del servicio de estudios del IEF está a favor y califica de acertado el plan del Gobierno ya que crea puestos de trabajo. Sin embargo, considera necesario que esas obras abandonen el ámbito local de los ayuntamientos para centrarse en obras más estatales que se prolonguen más allá de 2009 y 2010. "Aquí será fundamental el primer encuentro que tengan la nueva ministra de Economía (Elena Salgado) y el nuevo ministro de Fomento (José Blanco) y las conclusiones que de él se deriven.

Desde Infoempleo no hay mucho margen para el optimismo. José Manuel Seco, Director Comercial del portal de empleo del Grupo Vocento, ha detectado que continúa una tendencia a la baja de la publicación de ofertas laborales. "Cada vez hay una menor necesidad de las empresas de incorporar trabajadores". Seco prosigue que el efecto de estacionalidad de la Semana Santa ha sido clave para los datos de paro del mes de abril.

Por último, Emiliano Carluccio, desde el Instituto Flores de Lemus, sigue mostrándose muy pesimista. El organismo vaticinó una tasa de paro del 22,5% en 2010 y los últimos datos correspondientes al mes de abril no le han hecho cambiar de opinión. De paliativas califican las medidas del Gobierno y aplaude que el Ejecutivo haya tomado la decisión de ayudar a un sector, como el de la construcción, que está pasando un gran bache. Sin embargo, los cientos de miles de empleos que genere el Plan E van a ser insuficiente para que compense los 800.000 puestos de trabajo que ha destruido la construcción. "Lo peor es que estos puestos de trabajo no se podrán recuperar cuando el ciclo cambie en 2010, 2011 ó en 2012".

Carluccio cree que para que el sector de la construcción cree empleo el número de viviendas al año debe rondar las 400.000 y por ello será fundamental para saber si habrá recuperación en el empleo de la construcción el número de viviendas iniciadas en 2009 y 2010.

Conclusiones del incremento del paro inmigrante

Otro de los datos a destacar es que de abril de 2008 a abril de 2009 el desempleo inmigrante ha crecido un 103%, hasta superar los 500.000 trabajadores en paro, el 13% del total. Para el servicio de estudio de las cajas de ahorro esto se debe a que la destrucción de empleo en este segmento de la población no se ha producido hasta finales de 2008 y principios de 2009.

Desde el IEF se recuerda que la inmigración ha aportado al mercado laboral mayor flexibilidad. El problema, según Quintana, es saber si el parado inmigrante con baja cualificación va a retornar a su país o va a encontrar un trabajo en detrimento del parado español. "¿Qué hacemos con los inmigrantes que van al paro y que no tienen el apoyo familiar o de un subsidio? Ahí puede haber un conflicto social, ya que mayor desempleo puede llevar a mayor delincuencia y mayor inseguridad". Por ese motivo, Quintana no está a favor de que se prolonque el subsidio de desempleo, sino que apostaría porque ese gasto se destinara a crear puestos de trabajo.

publicidad
publicidad
publicidad