18 de Enero, 10:55 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

G20-PROTESTA

Una gran coalición de grupos pedirá hoy al G20 que anteponga a las personas

Noticias EFE

Londres, 28 mar (EFE).- Más de 130 organizaciones políticas, sindicales y humanitarias participarán hoy en una manifestación en Londres, que se espera reúna a miles de personas, para pedir al G20 que ponga "a las personas primero", mediante la creación de empleos y un sistema económico justo y respetuoso con el medio ambiente.

Bajo el lema de "Put people first!" (Lo primero son las personas), organizaciones no gubernamentales como Greenpeace u Oxfam, el Congreso de Sindicatos (TUC, que los agrupa a todos) o la artística RampArt marcharán juntas para hacer oír sus demandas al G20, que se reúne el 2 de abril en Londres.

El próximo jueves, los jefes de Estado y de Gobierno de las economías industrializadas y emergentes, que juntas suman el 80 por ciento de la producción mundial, se reunirán en el recinto de ferias Excel del este de Londres para intentar hallar una salida a la crisis.

Entre fuertes medidas de seguridad, los manifestantes, llegados de todo el país, marcharán hoy desde Embankment, a orillas del río Támesis, hasta el céntrico Hyde Park, donde se concentrarán para escuchar discursos.

La organización subrayó hoy que la protesta tiene carácter pacífico, para rebajar la tensión creada en los últimos días debido a los mensajes de precaución de la Policía a los comercios y empresas.

Frente a las protestas previstas para el 1 de abril en la "City" (centro financiero), que no han obtenido permiso policial y prevén actos festivo-provocadores, la de hoy está pensada para atraer al mayor número de personas de todas las razas, edades y religiones.

A iniciativa del Bretton Woods Project, un grupo de presión creado en 1995 para hacer un seguimiento crítico de la actividad del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), se puso en marcha la campaña "Put people first!", que parte con el lema de reclamar empleos, justicia y la protección del planeta.

Pese a ser un coro de voces religiosas, humanitarias y de defensa del medio ambiente, entre otras, hay un tema común: la condena de un sistema económico que ha causado ya la miseria a millones de personas en todo el mundo.

"Hablamos por la gente corriente, la que pierde su trabajo y no puede pagar la hipoteca, la que paga el pato de los excesos de los banqueros en un sistema que les ha permitido lucrarse a expensas de los demás", declaró a EFE una portavoz del TUC.

La crisis financiera pone de manifiesto otros muchos problemas que afronta el mundo y que reivindicarán cada una de las diferentes organizaciones que participarán en la marcha, como el deterioro del planeta, la pobreza en los países en vías de desarrollo o la desigualdad en el comercio mundial.

Greenpeace quiere trasladar el mensaje de que "cualquier medida de estímulo fiscal que se tome" para incentivar la inversión pública y la demanda "debe tener como objetivo la creación de puestos de trabajo 'verdes' y recortar las emisiones de dióxido de carbono", explicó el portavoz Graham Thompson.

Desde la católica Cafod al Consejo Musulmán británico, pasando por las ONG de lucha contra la pobreza y por el comercio justo Oxfam y War on Want o Save the children, de asistencia a la infancia, "Put people first!" ha logrado unir intereses diversos con el objetivo común de reclamar una sociedad más justa.

Aunque no pertenecen estrictamente a la campaña -que ha querido excluir a los partidos políticos para no "diluir el mensaje"-, también participarán en la manifestación de hoy grupos de izquierda revolucionarios, asociaciones de artistas anarquistas o el grupo G20 Meltdown, que ha planeado la mayoría de protestas para el 1 de abril.

Como el día de la cumbre del G20 será difícil acercarse a Excel para manifestarse, la mayoría de protestas se llevarán a cabo antes, tanto hoy como el jueves, cuando está previsto un carnaval y una acampada frente al Banco de Inglaterra.

La Policía británica, que la semana próxima estará también a cargo de la visita del presidente de México, Felipe Calderón, ha anunciado un dispositivo de seguridad valorado en 7,2 millones de libras (unos 7,8 millones de euros) que pondrá a más de 2.500 agentes en las calles en previsión de hipotéticos disturbios.

publicidad
publicidad