Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Polémica por los bonus

Obama se muestra indignado por el "uso impropio" que hicieron los ejecutivos de AIG con las ayudas

Noticias EUROPAPRESS

El presidente estadounidense, Barack Obama, mostró ayer su descontento por la polémica surgida en torno a la aseguradora American International Group (AIG) y dijo que estaba indignado por el "uso impropio" que hicieron los ejecutivos de la empresa con los fondos de los contribuyentes.

El presidente estadounidense, Barack Obama, mostró ayer su descontento por la polémica surgida en torno a la aseguradora American International Group (AIG) y dijo que estaba indignado por el "uso impropio" que hicieron los ejecutivos de la empresa con los fondos de los contribuyentes.

Durante una visita a California, uno de los estado que ha sufrido con mayor dureza las consecuencias de la crisis económica, Obama intentó distender las críticas sobre los impagos de AIG, ya que esta cuestión le puede acarrear muchos problemas a la agenda económica de la nueva administración. No obstante, el demócrata se comprometió a poner en marcha medidas para así evitar que se repita esta misma situación con otras instituciones financieras.

"Escuchadme, asumo las responsabilidades. Soy el presidente", declaró ante una multitud de más de mil californianos. "Sé que muchos de vosotros estáis indignados con la situación (...) yo también", declaró Obama, quien previamente, en una rueda de prensa, lamentó que ahora sea su Ejecutivo el que tenga que "limpiar el desastre de AIG".

Las declaraciones del inquilino de la Casa Blanca se producen apenas 24 horas después de que el secretario de Estado norteamericano, Timothy Geithner, emplazara a la gigante aseguradora, que ha recibido ayudas multimillonarias para evitar la quiebra, a que se comprometa a compensar a los contribuyentes mediante el pago al Gobierno de 165 millones dólares (128 millones de euros).

Pero el presidente de AIG, Edward Liddy, dijo que las primas recibidas por el Gobierno fueron repartidas la semana pasada entre 73 de sus ejecutivos y aseguró que estaba 'atado' legalmente, ya que esas bonificaciones, que calificó "de mal gusto", estaban incluidas en los contratos firmados hace más de un año.

Así las cosas, Obama aseguró que confía plenamente en Timothy Geithner, y todos sus asesores económicos para que se hagan cargo de la situación.

publicidad
publicidad