28 de Enero, 19:57 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

UE-CUMBRE

Primer ministro irlandés pide tiempo hasta diciembre para salida al Tratado

Noticias EFE

Bruselas, 15 oct (EFE).- El primer ministro irlandés, Brian Cowen, ha pedido hoy a los socios europeos tiempo hasta diciembre, para presentar una salida al problema planteado por el fracaso de la ratificación del Tratado de Lisboa en su país.

Cowen ha explicado a sus homólogos de la UE la reflexión emprendida en Irlanda desde el resultado negativo del referéndum, y ha concluido que habría sido "prematuro" presentar en esta cumbre, sólo cuatro meses después de la consulta, una propuesta de solución.

"Es mi intención que en diciembre identifiquemos los pasos que será preciso tomar el año próximo. Confío en volver aquí en diciembre con vistas a definir en común los elementos de una solución y la vía a seguir", ha afirmado, según el texto difundido de su intervención.

En la rueda de prensa final de esta primera jornada de la cumbre, el presidente de turno de la UE, el francés Nicolas Sarkozy, ha confirmado el compromiso de los Veintisiete de encontrar "los elementos" de una solución y un calendario en ese encuentro de diciembre.

Para ello, el presidente francés ha anunciado que volverá a visitar Irlanda antes de que llegue el momento de proponer fórmulas jurídicas que puedan ayudar a superar el problema.

Cowen no ha querido desvelar si volverá a convocar un referéndum, aunque todos los socios consideran que la única salida pasa por ofrecer garantías adicionales a Irlanda en las cuestiones que más inquietan a sus ciudadanos y repetir la consulta.

Pero la difícil situación económica que atraviesa Irlanda, el primer estado de la Eurozona que ha entrado en recesión, desaconseja totalmente convocar en breve un referéndum.

Hasta el presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Pöttering, se ha visto obligado hoy a admitir por primera vez que el Tratado de Lisboa no podrá entrar en vigor antes de las elecciones europeas de junio del año próximo.

Según el jefe de Gobierno, las principales preocupaciones que condicionaron el voto de los irlandeses en junio se refieren a la pérdida de influencia en Europa, el mantenimiento de la histórica neutralidad, y cuestiones éticas, sociales y fiscales.

Pero, en ningún caso, el "no" al Tratado de Lisboa fue un "no" a Europa, ha dicho.

El pueblo irlandés, según Cowen, "quiere que Irlanda siga plenamente involucrada en la Unión. Incluso una mayoría de los que votaron "no" comparte este sentimiento", de acuerdo con los resultados de un informe independiente citado por Cowen que ha analizado las razones del rechazo.

"El resultado del voto no puede ser descrito como la expresión de un sentimiento contrario a la UE", ha asegurado el primer ministro irlandés.

publicidad
publicidad