09 de Diciembre, 09:25 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

MUJER Y POLÍTICA

Políticas alertan no habrá igualdad mientras dedo masculino designe a mujeres

Noticias EFE

Sevilla, 2 jul (EFE).- El llamado "techo de cristal" no se romperá mientras que las mujeres no tengan poder propio y el "dedo masculino" sea el que las "ponga y quite" de los puestos, según han coincidido hoy dirigentes de varios partidos políticos en una mesa redonda sobre "Mujer y Política".

Convencidas de que ni el talento ni el paso del tiempo son suficientes para lograr acceder en condiciones de igualdad a puestos de responsabilidad, representantes del PSOE, CiU, PNV y UPyD han defendido hoy con "fervor" la política de cuotas, aunque la secretaria del Comité Ejecutivo del PP, Sandra Moneo, ha apostado por medidas "más efectivas", si bien ha dicho compartir la "filosofía" de la Ley de Igualdad.

"Tener poder propio", esa es la cuestión, a juicio de la consejera de Estado por el PSOE, Amparo Rubiales, quien se ha confesado "absolutamente satisfecha" de que la izquierda haya abanderado "el discurso feminista y ellas (las de derecha) hayan conseguido también poder".

Otras, como Inmaculada Riera, miembro del comité ejecutivo de CiU, se ha declarado "reconvertida", ya que hace años creía poco en las cuotas porque pensaba que la sociedad evolucionaría, pero "pasan los años y te das cuenta de que los avances son muy lentos", por lo que "hay que actuar con leyes" y, en su opinión, la de Igualdad ha representado "un gran paso" porque "las leyes fuerzan".

La diputada y portavoz de Unión Progreso y Democracia, Rosa Díez, es una "ferviente defensora" de las cuotas, un sistema que instauró el PSOE cuando ella militaba en esta formación y que tuvo un "efecto pedagógico" para el resto de los partidos.

Y es que "si se piensa que es bueno que hombres y mujeres compartan el espacio público y no se ha conseguido, había que hacer algo", ha señalado Díez, quien ha defendido las cuotas del mismo modo que existen normas de tráfico aunque lo ideal sería que la gente las cumpliera sin necesidad de regularlo.

También la representante del PNV, Margarita Uría, se ha mostrado "firme defensora" de las cuotas, pese a pertenecer a un partido cuyos seis diputados del Congreso son "tíos", ha recordado tras advertir de que "sólo con nuestro empuje o talento no se van a romper las inercias".

Tras llamar la atención sobre el hecho de que la representación de mujeres en el Parlamento ni siquiera ha aumentado un 1 por ciento respecto a la anterior legislatura, cuando se aprobó la Ley de Igualdad, Moneo ha subrayado que "lo importante no es estar, sino permanecer", una aseveración que ha corroborado Rubiales con un estudio que refleja que la media de permanencia de las diputadas es de una legislatura y media frente a las 5,5 de los parlamentarios.

Este "abandono" de las mujeres es mucho más frecuente fuera del ámbito de la política, donde por cada hombre que deja su puesto de trabajo por motivos familiares se van 27 mujeres.

Según ha subrayado Uría, compartir lo público tiene "prestigio social, lo privado no", como demuestra que todavía se pregunte a las mujeres y sólo a las mujeres -en las entrevistas de trabajo de algunas empresas- si tienen previsto tener un hijo, algo a los que "habría que negarse a responder", según Díez, que como el resto de sus compañeras ha lamentado que la maternidad siga siendo un "obstáculo".

En la mesa redonda, organizada por la Escuela Andaluza de Economía de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), se ha emplazado a ejecutivos y empresarios a que incorporen a mujeres en los órganos de dirección, no sólo por una cuestión de justicia social, sino porque la desigualdad es "un problema económico de primera magnitud", pues ignorar al 50 por ciento de la población tiene consecuencias sobre el crecimiento de un país.

publicidad
publicidad