Vocento 15 años 19 de Noviembre, 02:09 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

campaña renta 2017

Renta 2016: ¿Cómo tributan mis ganancias y pérdidas en bolsa?

Desde la campaña de la renta del año pasado de pueden compensar las pérdidas y las ganancias patrimoniales como resultado de las operaciones bursátiles, independientemente de si son a menos o más de un año, ya que el ministerio de Hacienda eliminó los compartimentos estancos. 

Si un inversor vende las acciones, las ganancias o pérdidas generadas de la venta sí que se reflejarán en la declaración de la renta.

Ganancia patrimonial

Una ganancia patrimonial se produce cuando se vende el título, es decir, la acción, a un precio superior al de la compra. Y en este caso, que implica ganancias, éstas estarán sujetas a una retención de IRPF del 19% en 2016 y años posteriores.

Conviene recordar que con las acciones, tal y como ocurre con la fiscalidad de los fondos de inversión, sólo habrá que tributar en el momento de la venta de los títulos -dividendos al margen-. Es decir, que por mucho que estén subiendo los títulos no pagaremos hasta que materialicemos esas ganancias vendiendo los títulos.

Pérdida patrimonial

En cambio, la pérdida patrimonial se produce cuando el precio de venta es menor al de compra. En este caso, no habrá que pagar impuestos ya que no has obtenido beneficio alguno. Sin embargo, debes incluir estas pérdidas en la declaración de la renta porque la normativa fiscal permite beneficiarse de ellas y compensarlas con las ganancias obtenidas.

Cómo compensar ganancias y pérdidas

Como principal novedad, este año la normativa fiscal permite compensar las pérdidas con ganancias comunicando compartimentos estancos que antes no se podía. Así solo se pagará impuestos por los beneficios totales. Con la reforma fiscal de 2015 las pérdidas podrán compensarse con cualquier tipo de ganancia de capital mobiliario, como pueden ser bolsa, dividendo o intereses de acciones. Pero, además, otra de las novedades es que dará igual el periodo en el que se produjeron, ya que antes solo se podrían compensar las ganancias de menos de un año con las pérdidas de más de un año.

Cambios en la tributación de los dividendos

Hasta 2014 estaba vigente la exención de 1.500 euros por dividendo, una medida que fue aprobada por el Gobierno para favorecer la inversión en acciones de sociedades. A partir de este año, los inversores tendrán que tributar por el 100% de las cantidades percibidas en el año en concepto de dividendos, desde el primer céntimo de euro y a los tipos establecidos para el ahorro, que para 2016 y hasta 6.000 euros es del 19% .

publicidad
publicidad
publicidad