Vocento 15 años 17 de Octubre, 01:55 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

qué impuestos pagan

Renta 2015: cómo tributan tus apuestas deportivas

Eurocopa, caballos, Champions, cada vez se apuesta más y por Intenet. Si a usted le sonrió la diosa fortuna y se embolsó un buen pellizco gracias a sus apuestas deportivas debe saber que es debe rendir cuentas con Hacienda esta campaña de la renta.

Las ganancias y las pérdidas derivadas de las apuestas deportivas, casino y poker online se integran en la base general (junto con los rendimientos de trabajo, actividades económicas o alquiler de inmuebles) en la declaración del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Y están sometidos a una retención de entre el 19% y el 47%.

Antes de nada, debes ser consciente de que no puedes evitar ese trago, ya que las casas de apuestas tienen monotorizados tus datos y a final de año ellos también rinden cuentas con la Agencia Tributaria, por lo que es muy difícil evadir impuestos.

Cómo tributan

Los jugadores pagan en la Declaración de la Renta (IRPF) a Hacienda en función de las ganancias -no de las pérdidas- que hayan obtenido a través de apuestas deportivas y partidas de póker online. Esto es, tendremos que pagar por los beneficios anuales que nos hayan reportado las apuestas en el año en que se generen  y pagaremos impuestos sobre estos ingresos como en la base imponible general, sumándolos a los rendimientos generados por el trabajo (sueldos o ingresos laborales) y a las ganancias patrimoniales a corto plazo dado que estos ingresos no provienen de transmisiones patrimoniales. 

De esta manera, se pagará en función del tramo de IRPF que corresponda tras sumar los premios obtenidos de las apuestas que, dicho sea de paso, no incluyen retención del IRPF. Para el ejercicio de 2015 los tramos van de un mínimo del 20% hasta un máximo del 47%, mientras que para 2016 serán del 19% y 45%, respectivamente.

Además, hay que tener en cuenta que si el contribuyente no llega al mínimo exigido para hacer la declaración de la renta, sólo tendrá que declarar las ganancias derivadas del juego si superan los 1.000 euros. Eso sí, una vez que se hace la declaración de la renta es obligatorio rendir cuentas desde el primer euro que se percibe.

Sin embargo, una de las novedades de la reforma fiscal es la referida a la compensación de pérdidasy ganancias, independientemente del periodo e el que se generaron o la categoría a la que pertenezcan. . Por ejemplo, si el jugador ha ganado 1.000 euros a lo largo del ejercicio pero ha perdido 200 euros, tendrá que pagar impuestos sobre 800 en lugar de 1.000 euros. Lo que no está permitido es deducir las pérdidas cuando éstas exceden a las ganancias.

publicidad
publicidad
publicidad