Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Campaña del IRPF

Renta 2013: Cuáles son los principales errores del borrador de la Declaración de la Renta

No se deje llevar por las prisas de confirmarlo cuánto antes, y más si la declaración le sale a devolver.

Comprobar detenidamente el borrador de la Declaración de la Renta. No se deje llevar por las prisas de confirmarlo cuánto antes, y más si la declaración le sale a devolver. Y es que aunque cada vez la Agencia Tributaria hace mejor las cosas siempre puede haber errores que nos pueden llevar a pagar de más o a recibir de menos.

Joan Pons, secretario de EFPA y Director del despacho Linktax, recuerda que la Hacienda Pública no tiene por qué conocer si han cambiado nuestras circunstancias personales, como habernos casado, o tener hijos.

Adquisición de vivienda: quienes tengan derecho a deducirse por adquisición de primera vivienda habitual, un 15% sobre un importe máximo de 9.040 euros, deben prestar especial atención a si está incluida la deducción en el borrador y si las cantidades satisfechas (intereses y amortización de capital) son correctas.

Cuando la declaración se hace de manera conjunta, se debe vigilar a que no esté registrada sólo la mitad de la desgravación; como si fuera una declaración individual. Es decir, en vez de deducir 450 euros, sólo se restaba 225 euros. Por ello no está de mal, repasar la casilla 738 del borrador en caso de tributación conjunta. En caso de divorcio, la deducción solo suele aparecer a uno de los ex cónyuges.

También se debe prestar especial interés a la deducción por seguros de incendios de vivienda y de vida exigidos al formalizar la hipoteca de la vivienda habitual: al igual que ocurre con la deducción por adquisición, construcción, ampliación y rehabilitación, el contribuyente deberá revisar la casilla 738 del borrador de la renta. Estos gastos también son deducibles para el arrendador de una vivienda en alquiler.

Errores en las referencias catastrales de inmuebles y garajes: los garajes vinculados a la vivienda habitual adquiridos simultáneamente, no tributan. Sin embargo, en muchas ocasiones aparecen en el borrador de la declaración de la renta como otro bien distinto sujeto a ser declarado, cuando no es así.

Joan Pons también recuerda, en el caso de inmuebles cuya titularidad no sea el 100% del contribuyente, que comprueben el porcentaje de compra.

En materia de alquiler, en la Campaña de la Renta de 2012 mejoraron las condiciones para arrendador y arrendatario, ya que para los inquilinos la deducción alcanza el 10,5% con un límite variable según la renta y los propietarios tendrán hasta el 60% libre de impuestos los ingresos por alquiler y del 100% si está arrendada a jóvenes (menores de 35 años).

Otro error por omisión que suele ser habitual corresponde a las desgravaciones por cuotas sindicales o colegios profesionales o incluso donaciones a organizaciones sin ánimo de lucro, que no suelen aparecer en el borrador de la declaración de la renta. Recuerda Rubén Gimeno, del REAF (Registro de Asesores Fiscales)

Igual pasa si imparte cursos o conferencias, que la Agencia Tributaria suele considerarlo como trabajo y no como actividad laboral.

Las pensiones compensatorias en divorcios y manutención de hijos son deducibles por el cónyuge separado y tampoco suele aparecer.

Por último, si ha sido madre en el pasado año revise la deducción por maternidad. Las mujeres con hijos menores y que trabajen fuera de casa tienen derecho a 1.200 euros anuales deducibles en la declaración de la renta. Pero estos son adelantados en mensualidad por la Seguridad Social por lo que a veces no coincide el importe a la hora de la liquidación en el borrador. Además, hay que revisar las deducciones autonómicas por nacimiento o adopción.

Planes de pensiones, conviene revisar que las cantidades aportadas a los planes de pensiones que recoge la Agencia Tributaria coincidan con las reales.

Pons recomienda también hacer un repaso a las deducciones autonómicas para ver si le corresponde alguna dependiendo de la Comunidad en la que resida.

publicidad
publicidad