27 de Mayo, 05:22 am

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Ante el deterioro económico

Europa plantea unos tests de estrés más duros para los bancos tras la quiebra de Dexia

Finanzas.com/Agencias

La EBA redefine los parámetros de las pruebas de julio para aplicar peores condiciones

La Autoridad Bancaria Europea está actualizando los tests de estrés de julio para reflejar el deterioro de la deuda soberana griega y de otros países periféricos que las entidades tienen en su balance. La quiebra de Dexia, que pasó las pruebas del pasado julio con nota, ha removido conciencias.

Algunas fuentes afirman que la Autoridad Bancaria Europea está redefiniendo algunos parámetros aplicados en las pruebas de solvencia de julio, para reflejar el deterioro de las condiciones económicas de los últimos meses.

Según cita Reuters,la Autoridad Bancaria Europea podría establecer en un 7% el nivel mínimo de Tier 1, bajo un escenario de recesión. Las entidades que estuvieran por debajo de este nivel, suspenderían el test y deberían reforzar su capital.

Mientras tanto, la Comisión Europea se reunirá mañana para debatir las condiciones de recapitalización de la banca europea, tras el deterioro de las condiciones de económicas provocado por la crisis de deuda europea.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, presentará este miércoles sus propuestas para llevar a cabo una recapitalización coordinada de los bancos de la UE, con el objetivo de que pueda resistir al agravamiento de la crisis de deuda y de evitar que se repitan casos como el del banco franco-belga Dexia, que ha tenido que ser rescatado por segunda vez. "Mañana, en la Comisión, presentaré propuestas en materia de recapitalización de los bancos europeos", ha anunciado este martes sin dar más detalles Barroso tras reunirse con el primer ministro holandés, Mark Rutte.

El presidente del Ejecutivo comunitario apuesta por una "actuación coordinada" de los países de la UE para reforzar el capital de los bancos y liberarlos de sus activos tóxicos, según dijo en una entrevista la semana pasada.

Bruselas todavía no ha hecho su propia estimación sobre las necesidades adicionales de capital de la banca comunitaria, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) sitúa entre 200.000 y 300.000 millones de euros.

publicidad
publicidad