Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Cierre de mercados

El Ibex se desangra un 4,62% y el dinero huye a los refugios más seguros

Óscar Torres

El Ibex logra salvar los 7.800, pero el Eurostoxx pierde los 2.000 puntos en una sesión de pánico

Ni siquiera el oro ha sido un refugio para los inversores en un día de tormenta perfecta en los mercados mundiales. El pánico se ha extendido por las principales bolsas, después de un agorero discurso de la Reserva Federal en el día de ayer. Las palabras de Bernanke, su "twist" y una serie de malos datos conocidos en el día de hoy han esparcido una fuerte sangría de pérdidas en todo el mundo. De esta forma, el ha ido fulminando resistencias hasta cerrar en los 7.830,80 puntos, un 4,62% menos.

Finalmente, ha salvado los 7.800, pero ha habido momentos en los que se temía lo peor y el índice español ha llegado a niveles de la segunda mayor caída del año. La huída de capital a los refugios más seguros ha sido de impresión. La rentabilidad del bono alemán a 10 años ha tocado sus mínimos históricos en niveles del 1,702%, lo mismo ha ocurrido con los bonos estadounidenses. Y uno de los fenómenos más llamativos: la rentabilidad del bono suizo a dos años sigue siendo negativa, ante la avalancha de capital.

El dólar también ha ejercido de refugio en el día de hoy y ha alcanzado máximos de siete meses frente a la divisa europea. A cierre de mercado, un euro se cambiaba por 1,346 dólares, lo que supone una caída del 2,03% de la moneda única.

Pero la puntilla de esta tormenta perfecta ha estado en las materias primas. Los inversores ni siquiera han confiado en el oro para protegerse y el dinero también ha salido del metal precioso, un tradicional refugio cuando las cosas se complican en la renta variable. De esta forma, la onza de oro ha caído hoy un 4,17%, hasta los 1.732 dólares la onza.

La sesión se presentaba complicada en el Ibex a primera hora de la mañana. Los antecedentes no eran halagüeños. Las palabras de Bernanke acerca de la economía hundieron un 2,5% al Dow Jones en el día de ayer. Además, la jornada se complicó todavía más en las bolsas asiáticas, tras conocerse un mal dato de manufacturas en China. El Hang Seng de Hong Kong cedió hoy un 4,85%.

Además, otro de los indicadores de pánico repuntaba en el inicio de la sesión: la prima de riesgo. Este indicador abría hoy en niveles de 370 puntos básicos, cuando ayer cerró en los 362. No obstante, se fue relajando a medida que pasaba el día. Y es que los operadores del BCE volvieron a actuar y ante el repunte de la prima de riesgo italiana, que rozó los 400 puntos básicos, el regulador decidió comprar bonos transalpinos para calmar las tensiones. Finalmente, el diferencial de rentabilidad de la deuda española con respecto a la alemana retrocedió hasta los 361 puntos básicos, al cierre de los mercados, pero la italiana se mantuvo cerca de la barrera de los 400.

En la renta variable las cosas tampoco mejoraron demasiado. Finalmente, el Eurostoxx50 se desplomó un 4,90%, hasta los 1.995,75 enteros. Ni uno solo de los valores que integran el índice se salvó de los números rojos, y la banca volvió a ser la gran perdedora. Société Générale se dejó un 9,57%, ING cayó un 9,57% y Deutsche Bank cedió un 8,39% en una sesión dominada por el pánico. La posibilidad de una severa reestructuración en el sector financiero europeo está muy presente en la mente los inversores y el dinero sigue saliendo del sector a expuertas.

En el resto de plazas europeas dominaron también los fuertes desplomes. La salida de capital de la bolsa parisina se ha vuelto a acentuar en el día de hoy y el CAC-40 ha sido el peor índice del Viejo Continente, con un descenso del 5,25%, hasta los 2.781,68 puntos.

Y es que las declaraciones de grandes personalidades del mundo de la economía tampoco ayudaron a aliviar el miedo. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, corroboró las palabras de Bernanke y ha vuelto a asegurar que los riesgos bajistas para la economía global son elevados. A sus declaraciones se ha sumado también Mohamed El-Erian, el consejero delegado de Pimco, la mayor gestora de renta fija, quien cree que "el mundo está en la víspera de la próxima crisis financiera" con las tensiones sobre la deuda soberana en su epicentro". Además, asegura que el Banco Central Europeo no ha puesto en marcha un plan para evitar el riesgo de contagio de la crisis de deuda.

Con este trasfondo, Wall Street mantenía las pérdidas por segundo día consecutivo. El Dow Jones caía en la apertura cerca de un 3%.

De vuelta en España, no hubo un solo valor en el Ibex que lograse cerrar en terreno positivo. ArcelorMittal se dejó un 8,89%, Abengoa, un 7,31% y Sacyr se dejaba un 5,99%. El valor que menos cayó fue Banco Sabadell, con una caída del 1,65%.

publicidad
envíar consulta

ENVÍA TU CONSULTA

Consultorio de Análisis Técnico
El analista técnico Josep Codina responde a una selección de dudas que le planteen los lectores de Finanzas.com. realiza tu consulta
publicidad
publicidad