28 de Enero, 20:02 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Cierre de Sesión

Las bolsas europeas aprietan el acelerador a la espera de la rebaja de Bernanke

JOSÉ JIMÉNEZ

El mercado se sobrepone a otra cascada de malas noticias

Buen día para la renta variable europea en vísperas de la decisión de la Reserva Federal sobre el futuro de los tipos de interés. Los principales índices selectivos del Viejo Continente han avanzado entre el 1% y el 2%, mientras el Ibex 35 ha finalizado con un repunte del 1,59%, hasta los 9.167 puntos.

La baza de Bernanke, pese a estar muy descontada, ha sido un buen catalizador para sostener las ganancias de unas bolsas en las que el miedo parece seguir instalado a perpetuidad. Así, el indicador del pánico -conocido como iTraxx Crossover- pulveriza máximos en 1.122 puntos, pero el mercado ni se inmuta. Y el dinero entra con fuerza en al renta fija, con lo que la rentabilidad del bono alemán a diez años cae un 2%, hasta el 3,129%.

Tampoco ha mostrado emoción alguna al conocer que JP Morgan augura un aumento de las amortizaciones en la banca por importe de 14.000 millones de dólares. Y la supuesta estafa de Madoff, que en un ciclo alcista habría dinamitado a los selectivos, apenas si hace cosquillas.

Son un conjunto de malas noticias que el mercado encaja a diario como un boxeador curtido en mil batallas. El combate que se libra en el frente macro y empresarial casi siempre deja heridas abiertas. Tarde o temprano pasarán factura. El PMI de la Eurozona se ha desplomado hasta los 34,5 puntos en diciembre y avanza una recesión galopante.

Al otro lado del Atlántico, Goldman Sachs, uno de los supervivientes de la purga subprime, ha anunciado pérdidas de 2.120 millones de dólares, pero sube más de un 8% porque ha logrado ser rentable "en uno de los años más difíciles para el sector", según su presidente.

Si las pérdidas de Goldman reciben aplausos, la brusca caída de los precios alimenta el rebote de Wall Street, que suma en torno al 1,5% al cierre de Europa. Así, la inflación bajó en noviembre un 1,7%, la caída más rápida desde 1947 y la tasa interanual quedó en el 1,1%. La subyacente (sin alimentos y energía) se ha quedado en el 2%. Son niveles cómodos, sobre todo para la subyacente, que disipan el fantasma de la deflación.

El Ibex 35 ha recibido todas estas noticias con un avance del 1,59%, liderado por Mapfre y Popular, que repuntan en torno al 4%. Ha sido un buen día para Sacyr y Bankinter, con tres puntos porcentuales de ganancia, mientras que Santander suma un 2,75% y se olvida por un día de Madoff. Por la parte baja del selectivo, Iberia finaliza con un recorte del 1% después de publicar ayer sus cifras de tráfico. Igualmente, Acciona y Cintra restan en torno al punto porcentual. En el mercado continuo, lo más destacado ha sido la revalorización del 19% de Prisa por la especulación sobre la venta de Sogecable.

Dentro del Euro Stoxx, los grandes de la banca y el sector asegurador -Axa, BNP Paribas, Societé Generalé o Allianz- rebotan entre el 3% y el 4%, aunque como nunca llueve a gusto de todos, Fortis e ING han perdido en torno al 1%. Químicas y medios de comunicación ganan el 2,5%, pero el sector de materias primas y energía pierde el 1,5%. En parte porque el petróleo de calidad Brent finaliza prácticamente plano, en los 44,75 dólares.

publicidad
publicidad