Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Ante el desplome de la acción

Y si Santander cae hasta los 4,5 euros, ¿qué?

ENRIQUE UTRERA

Los inversores particulares que hayan ido ya a la ampliación de capital no pueden echarse atrás.

Santander cotiza sólo un 13,5% por encima del precio de la ampliación de capital. Caer hasta ese nivel tiene un impacto nulo para el banco, pero elimina cualquier aliciente para que el accionista acuda a la operación, además de suponer una pésima noticia para el sistema financiero español.

"Las órdenes que se cursen referidas al ejercicio del derecho de suscripción preferente se entenderán formuladas con carácter firme, irrevocable e incondicional y conllevan la suscripción de las acciones nuevas". La frase contenida en el folleto de la ampliación de capital de Banco Santander significa que si usted, accionista del banco, ya dado orden de ejercitar el derecho de suscripción del aumento de capital de 7.200 millones de euros, no puede echarse para atrás. Una opción que sí tienen los que han decidido esperar y ven como el precio de la acción del banco cántabro ha bajado un 34% desde el comienzo de la ampliación y que sólo cotiza 61 céntimos por encima del precio de la operación, 4,5 euros.

La pregunta es obvia. ¿Qué pasa si la cotización del banco cae hasta 4,50 euros? Para el banco, no hay problema alguno. Ha asegurado la operación a ese precio y, en el caso de que la ampliación no fuera cubierta en su totalidad, serían las entidades aseguradoras quienes se quedarían con los títulos restantes. Dicho de otra forma Merrill Lynch y Bank of America -que aseguran el 70% de las nuevas acciones-, Credit Suisse -el 20%-, Calyon -el 7,6%- y Fox-Pitt -el 2%- se convertirían en accionistas del banco cántabro.

Hay precedentes. Royal Bank of Scotland, banco del que Santander tiene un 2,3%, no puedo cubrir totalmente en junio su macroampliación de capital de 14.500 millones de euros -se quedó en el 95,11%- para recomponer sus recursos propios. Curiosamente ofrecía en la operación un descuento del 46% sobre el precio de bolsa, el mismo que Santander.

Un descuento, el del banco que preside Emilio Botín, que en gran parte ya se ha quedado en el camino desde que se anunció la ampliación. ¿Como afecta este fuerte descenso al accionista? Si la acción cae hasta 4,5 euros, al accionista le daría exactamente igual ejercer o no su derecho de suscripción preferente, ya que este valdría cero. Es decir, que habría desaparecido totalmente el atractivo que podia tener la operación acudiendo a través de la ampliación. No tendría ventaja alguna respecto a la opción de comprar acciones viejas en el mercado. Ayer, eran muchos los traders que recomendaban a sus accionistas acudir a la ampliación sólo si la acción cofirmara en los próximos días que es capaz de aguantar por encima de los cinco euros.

De momento, ayer el valor marcó un precio mínimo de 4,90 euros, lo que supone que cotizó apenas un 9% por encima del precio de ampliación. "Desde ahí ha reaccionado algo. Si aguanta de aquí al lunes, ese margen puede merecer aún la pena. Pero si baja de ese nivel, se asumiría demasiado riesgo", asegura un gestor de una firma extranjera. Desde la entidad se asegura que el banco no ha emprendido acción alguna con los inversores institucionales para frenar el desplome de la cotización y del derecho de suscripción, que el valor está siguiendo la misma línea del resto de los bancos mundiales y que después de la operación Santander habrá recompuesto su nivel de recursos propios sólo con la ayuda de sus accionistas.

Desde que empezó el año, la acción de Santander ha perdido un 63%. Es el banco español más castigado en el año, aunque sus pérdidas están por debajo de las acumuladas por los grandes bancos europeos y americanos que han necesitado de la ayuda de sus Estados para salir adelante. Entre los que han ampliado capital este año, Royal Bank, Sovereing y Citigroup pierden en lo que va de año entre un 82% y un 87%, Deutsche Bank, UBS y Goldman Sachs, en torno al 75% y Credit Agricole, Société Générale y Credit Suisse, entre el 63% y el 65%.








publicidad
publicidad