Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Telefónica mantiene sus objetivos de negocio pese a la crisis, pero pospone la salida de Atento a Bolsa

Noticias COLPISA

-Alierta asegura que la operadora "está acostumbrada a ir con el viento", y ratifica también los planes de ganancias en España.

Zaragoza, 25 jun. (COLPISA, M. J. Alegre, enviada especial).

Telefónica se mantiene a salvo del impacto de la crisis económica y financiera. Su presidente, César Alierta, ratificó este miércoles en Zaragoza -en la sede de la Expo, donde la operadora celebró consejo de administración- que todos los negocios del grupo, ya se localicen en España, Latinoamérica o Europa, van a cumplir los objetivos propuestos.

Algo cambia, no obstante, en los planes de la compañía que, en el momento presente, ha optado por no sacar a Bolsa el 25% del capital de Atento, su filial de centros de atención de llamadas, como se proponía. La colocación se aplaza, dijo Alierta "hasta que los mercados la valoren por lo que vale". Cuando se filtró la posibilidad, Atento alcanzaba un importe estimado de 1.500 millones de euros.

El presidente y el número dos de Telefónica, Julio Linares, ratificaron que las cuentas del primer trimestre "confirman las perspectivas para todo el año". La compañía comunicó a los inversores que en el ejercicio 2008 sus ingresos crecerán entre el 6% y el 8%, el resultado de explotación antes de amortizaciones registrará un avance del 7,5% al 11% y la progresión del resultado operativo se moverá en una horquilla del 13% al 19%. Los compromisos son válidos para todos los negocios, afirmaron. Y Alierta evocó que la operadora "lleva 17 trimestres consecutivos cumpliendo sus anuncios".

"Telefónica está acostumbrada a ir con el viento en todos los sitios", sentenció Alierta. Recordó que las telecomunicaciones son un sector en crecimiento, porque el mundo digital es una realidad universal, e insistió en que la presencia en 25 país -si se suman las alianzas de Italia y China, el 'mapa' de la operadora abarca el 5% de la población mundial- es una garantía, porque los ciclos no evolucionan a la par en todas las regiones "desde la perspectiva de Telefónica, las incertidumbres se ven con mucha más tranquilidad", aseveró.

Banda ancha y más hogares

Que España atraviese una etapa de fuerte parón económico no ha obligado a una revisión de los objetivos, -que en este mercado concreto se cifran en un incremento del 2% al 3,5% en los ingresos y del 6% al 8% en el resultado bruto de explotación- porque, según su presidente, Telefónica cuenta con una serie de factores que estimulan el crecimiento del negocio. Aunque se vendan menos pisos, lo cierto es que se siguen formando miles de hogares, que la penetración de la banda ancha va como un tiro y que la conectividad de los ciudadanos -y en especial de los clientes de telefonía móvil-- sube también a fuerte ritmo, comentó.

La operadora cuenta, además, con el efecto del lanzamiento del iPhone, -el dispositivo de a medio camino entre teléfono y mini-ordenador- que se ha convertido en objeto de deseo, y que Telefónica sacará en exclusiva en España a partir del 11 de julio.

Desde que se abriera la preinscripción el 9 de junio, se han tramitado 300.000 solicitudes, aunque esa cifra suma las de España y las de O2 en el Reino Unido.

Desde el punto de vista financiero, Telefónica no necesita captar recursos en el mercado para acometer sus planes de inversión -una reciente colocación se llevó a cabo con éxito en pocas horas- y Julio Linares aclaró que habrá todo el dinero necesario para el futuro desarrollo de la banda ancha de gran velocidad, al que consideró "el acceso que será cada vez más dominante, ya sea en telefonía fija o móvil". "La disponibilidad de contenidos crece exponencialmente, y es vital el desarrollo de redes, de manera que no faltará disponibilidad de fondos por nuestra parte", dijo.

Cosa bien distinta es la evolución de la acción en unos mercados fuertemente castigados por la incertidumbre. Alierta declaró una vez más que no encuentra justificación al valor de los títulos teniendo en cuenta la generación de flujo de caja de la compañía o la relación de su deuda con los resultados de explotación antes de amortizaciones.

El presidente de Telefónica comentó que, a la vista de la cotización de la compañía, se seguirá acelerando el programa de recompra de títulos. Este plan de remuneración del accionista supone la adquisición de 100 millones de acciones hasta el 30 de junio de 2009, y a 13 de marzo pasado ya se había comprado el 35,7% del total.

Alierta reiteró que la operadora, a la que 240 millones de accesos alzan al puesto de primera compañía integrada del mundo en el sector de las telecomunicaciones, sólo se propone ahora crecer orgánicamente. Reiteró, no obstante, el interés por llegar al 10% en China Nectom, ahora en fase de fusión con Unicom.

06/25/18-44/2008 +/+25/06/2008 18:39

publicidad
publicidad