12 de Diciembre, 02:32 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

BOLIVIA-ELECCIONES

Candidato del MAS cumple "condena aimara" de fabricar mil ladrillos de barro

Noticias EFE

Patacamaya (Bolivia), 10 feb (EFE).- Fabricar con sus manos mil adobes: ésa es la "condena" indígena que debe cumplir Félix Patzi, el candidato del partido de Evo Morales a la Gobernación de La Paz, que fue detenido por conducir ebrio y cuya resistencia a renunciar abrió una singular crisis en el oficialismo boliviano.

En la localidad de Patacamaya, Patzi, de etnia aimara y sociólogo de profesión, habló hoy con Efe sobre su situación política, durante un descanso de su tarea de elaborar los tradicionales ladrillos hechos de barro y paja con los que aún se construyen la mayoría de las viviendas del altiplano.

Este trabajo es la "condena" impuesta el pasado domingo por la llamada "justicia comunitaria" para redimir su falta de haber conducido en estado de ebriedad el pasado 4 de febrero.

Ese día, el sociólogo aimara de 42 años que fue ministro de Educación en la primera gestión presidencial de Morales, fue detenido con una tasa del 1,5 por ciento de alcohol en sangre, después de que la policía tuviera que perseguirlo varios minutos por las calles de La Paz.

El agravante fue que el hecho ocurrió un día después de que el Ejecutivo boliviano emitiera una norma que endurece las sanciones a chóferes, sobre todo a los que conducen bajo los efectos del alcohol, y empresas de transporte público involucrados en accidentes de tráfico para frenar la alta siniestralidad en las rutas del país.

Poco después de conocerse la detención, Patzi anunció ante los medios de comunicación que iba a renunciar a su candidatura, en medio de una avalancha de críticas de autoridades nacionales, altos dirigentes del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) y opositores.

Pero, a fecha de hoy, Patzi no ha llegado a formalizar su dimisión a pesar de que fue ordenada por el propio Evo Morales, de manera que su situación ha generado una severa polémica en el seno del oficialismo y de los movimientos sociales que lo sustentan.

Uno de los sectores que apoyan al todavía candidato es la Federación de Campesinos de La Paz, que ofreció el pasado fin de semana un ritual a la Pachamama (madre tierra) para "limpiar el error" que cometió el ex ministro.

Las autoridades indígenas de Patacamaya fueron las que le impusieron la pena de fabricar adobes, sanción enmarcada en la "justicia comunitaria" reconocida en tres artículos de la actual Constitución Política del Estado (CPE) vigente desde 2009.

Bajo el inclemente sol del altiplano y vestido con indumentaria de construcción, Patzi, también doctor en Ciencias del Desarrollo, ha elaborado entre ayer y hoy más de doscientos adobes y pretende entregar los mil exigidos el próximo sábado.

En declaraciones a Efe, Patzi aseguró que siempre ha luchado "por la unidad monolítica del partido", pero ahora se siente discriminado por lo que denominó el "entorno blancoide" que rodea a Morales.

"Me han estigmatizado de manera muy equivocada (...). Creo que tildarme de borracho es lo que ha dado rabia a la población, hasta han empezando a considerar que esto era ya todo montado por la gente blancoide del entorno del presidente", dijo Patzi, al justificar el apoyo de los campesinos de La Paz a su candidatura.

Una de las autoridades a las que alude Patzi es el ministro de Gobierno, Sacha Llorenti, quien decidió revocar definitivamente la licencia de conducir del ex ministro, y presentó una denuncia contra él ante el Ministerio Público.

El vicepresidente Álvaro García Linera también ha criticado duramente a Patzi y opina que no puede continuar al frente de esa candidatura, ya que llevaría al fracaso electoral a su partido.

Ante estas críticas, el sociólogo lamentó que ese "entorno" presidencial no haya hecho "una lectura correcta de la realidad" y no haya valorado el esfuerzo que hizo para "poner ideología" al MAS.

Sin embargo, el canciller de Bolivia, el aimara David Choquehuanca, criticó a Patzi por no obedecer al presidente y por haber mentido para justificar su consumo de bebidas alcohólicas.

publicidad
publicidad