20 de Marzo, 06:45 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

criptodivisas

Tus bitcoins están en el cuadro

Olga Kharif

Marguerite de Courcelle vive en la peculiar intersección entre el bitcoin y el arte. Bajo el seudónimo de @coin_artist, se le atribuye la invención del criptopuzzle artístico, un tipo de imágenes que ocultan códigos complejos y que recompensan al primero que los resuelva con una cartera de divisa virtual. El más conocido es un óleo de @coin_artist titulado Torched H34R7S, la última obra de una serie titulada The Legend of Satoshi Nakamoto. En el cuadro se representa una tórtola, piezas de ajedrez y un ave fénix en llamas, e incluye referencias simbólicas al creador del bitcoin, así como a la vida personal de Shakespeare y de deCourcelle. Una persona anónima descifró el acertijo en 2018 y desbloqueó 5 bitcoins, por un valor en aquel momento de 50.000 dólares. 

DeCourcelle creó el fenómeno del puzle artístico de bitcoin en 2014 con Dark Wallet Puzzle, una obra de dos importantes cripto-anarquistas que ocultaba una clave y cuya recompensa era 3,4 bitcoin. «Lo creé al darme cuenta de que sin un tercero litigando sobre cómo se mueve el dinero, ese dinero se podría «sacar de cualquier cosa», afirma. 

Hasta hace poco, la mayoría de las obras de cripto-arte eran patrimonio exclusivo de coleccionistas algo frikis, y sus imágenes circulaban por páginas web como Reddit y BitcoinTalk. Ahora están empezando a llegar al gran público a través de galerías, museos, exposiciones internacionales e incluso videojuegos. Muchos de estos puzzles también empiezan a ser más fáciles de descifrar, para que resulte más sencillo romper el código y hacerse con la recompensa. Algunos coleccionistas están comprando las obras de arte incluso después de resolverse el puzle y haberse extraído la divisa digital. 

La pasada primavera, el artista Andy Bauch presentó «New Money», una colección de mosaicos, en el centro Castelli Art Space de Los Ángeles. Los patrones de las obras, formados por miles de bloques de Lego y que incluían un tríptico horizontal de 1,20 por 2,75 metros, incluían pistas para encontrar tesoros ocultos en forma de bitcoin y otras criptodivisas. «Fue curioso comprobar lo aparentemente arbitrarias que eran las obras de arte y la fluctuación de los precios de las criptomonedas», afirma Bauch. «¿Se revalorizará la criptomoneda que he incluido en esta obra de arte? ¿Se revalorizará la propia obra de arte independientemente de la criptomoneda? Se han venido tres de estas obras; una de ellas por 14.000 dólares, aunque las divisas virtuales ocultas en una de ellas ya se habían encontrado antes de que empezara el show. Siguiendo las normas tácitas del cripto-arte, Bauch subió fotografías a internet, para que todo el mundo pudiera observarlas y tratar de descifrar los acertijos. 

Monetización con videojuegos

El museo Whitney Museum of American Art de Nueva York prevé proyectar una película de 16 milímetros de Jennifer y Kevin McCoy que ofrece pistas para una dirección de bitcoin. El primero que lo resuelva, constará como uno de los donantes oficiales de la obra, una distinción que puede venderse. En el evento Bitcoin Art (r)evolution, celebrado este otoño en París, cerca de 1.000 personas vieron a lo largo de una semana 40 obras de @coin_artist y otros, afirma el organizador Pascal Boyart, quien prevé integrar cripto-puzles en sus murales en las calles de la ciudad. 

La mayor recepción de los puzzles, y puede que también las mayores oportunidades de ganar dinero, podrían venir de la mano de los videojuegos. Esta es la vía que está emprendiendo de Courcelle. En enero de 2018, creó Blockade Games Inc. En marzo, la compañía presentó una web con multitud de juegos de puzle llamada Pineapple Arcade, un complicado puzzle de estilo Cubo de Rubik con forma de fruta, que ofrece premios por valor de hasta 17,5 bictoins (más de 68.000 dólares) y 15 ether (unos 2.000 dólares). De Courcelle afirma incluso que los niños deberían poder resolver puzles y ganar cripto-premios. A principios de enero, podrán operar con partes de osos animados a cambio de ehter en el juego Plasma Bears. La empresa empezó con cierta fuerza. Blockade captó 833.000 dólares en una oferta de capital riesgo a finales de 2018, logrando un valor para la compañía de 13 millones de dólares. 

DeCourcelle, graduada en Arte por la Universidad Eastern Oregon, creó la obra final de la serie The Legend of Satoshi Nakamoto al verse de pronto soltera y con dos hijos pequeños a su cuidado, viviendo en una habitación de alquiler en casa de un amigo y sin ingresos constantes. Pasó cuatro meses trabajando de noche, mientras dormían sus niños, y entre proyectos como autónoma, hasta acabar el cuadro, en el que había comprometido 3,5 bitcoin de su propio bolsillo como recompensa. Sobrevivió entre tanto vendiendo la obra original Dark Wallet Puzzle, por 10 bitcoin, unos 3.000 dólares por aquel entonces. 

«Quería hacerme con una obra de aquellas» afirma Brooke Royse-Mallers, inversor de bitcoin y aficionado a los cripto-puzles. «La historia de la evolución del bitcoin y mi propia evolución con el mismo, supongo. «Aquella obra me ayudó a aprender sobre la tecnología sin tener conocimientos de codificación».  La mayor parte del cripto-arte no se está cotizando mucho en los canales estándar de arte, y el valor de los puzzles como inversiones aún no está demostrado. Con todo, deCourcelle afirma que le han ofrecido hasta un millón de dólares a lo largo de los años por su obra Torched H34R7S. Aún lo conserva por su valor sentimental, pero afirma que «probablemente debí venderlo».

publicidad
publicidad