16 de Octubre, 02:12 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

John Paulson

Un 'hedge fund' que asume sus propias pérdidas

Miles Weiss

John Paulson, gestor de un fondo que maneja miles de millones de dólares, famoso por su apuesta ganadora contra las hipotecas subprime antes de la crisis financiera, está atravesando un momento complicado. Tras una racha de escasos rendimientos, muchos de sus clientes han volado. Los activos de su compañía se han hundido hasta los 9.000 millones de dólares, desde los 38.000 millones en 2011. Ahora se ha lanzado a una estrategia que podría atraer a inversores y generar importantes comisiones, pero poniendo en juego más de su propio dinero. 

Paulson & Co. alcanzó acuerdos el año pasado con los tres principales proveedores de los conocidos como fondos de primeras pérdidas, según una vista regulatoria de marzo. En un fondo de primeras pérdidas, los gestores como Paulson ponen su propio dinero en una cuenta y las compañías de primeras pérdidas contribuyen con dicha cantidad multiplicada por nueve, gracias a sus inversores. Si las operaciones que realiza Paulson con dicho dinero dan frutos, este se queda con cerca del 55 por ciento de los beneficios. Eso es más del doble que el habitual 20 por ciento de los hedge funds. Pero si las cosas van mal, todas las pérdidas corren por cuenta de Paulson hasta que lo pierde todo. Los inversores no asumen ninguna pérdida hasta que desaparece todo el dinero del gestor. 

Básicamente, Paulson está apostando con apalancamiento por sus propias habilidades. «Si lo haces bien, las cosas van bien», afirma Karl Cole-Frieman, cuyo despacho de abogados asesora a hedge funds. «Pero si lo haces mal, las consecuencias son desastrosas». Paulson ha declinado realizar declaraciones.
Los fondos de primeras pérdidas se crearon por ToWater Capital, con sede en Norwalk, Connecticut, una de las compañías con las que está trabajando Paulson & Co. Las otras dos son Prelude Capital Management y Boothbay Fund Management. Los fondos de primeras pérdidas suelen resultar atractivos para los gestores de fondos de startup que no tienen ni el historial ni el nombre suficientes para atraer a grandes inversores institucionales. Ahora están contratando a gestores veteranos, muchos de los cuales están sometidos a presión para rebajar sus comisiones ante la desbanda de inversores hacia los fondos más baratos que replican índices. Las cuentas de primeras pérdidas ofrecen una forma de pagar las facturas a compañías que han perdido a los clientes que pagaban comisiones. 

A los inversores institucionales como los fondos de pensiones les gustan los fondos de primeras pérdidas porque prometen unos rendimientos estables con pocos inconvenientes. «Si alguien quiere asumir las pérdidas del primer 10 por ciento, el 90 por ciento restante es mucho menos arriesgado», afirma Keith Danko, socio gestor de Witherspoon Partners, consultor de fondos de cobertura.

Casi nunca pierden 

Si bien es cierto que los proveedores de fondos de primeras pérdidas y sus inversores ofrecen la mayor parte del dinero para estos instrumentos, casi nunca lo pierden, porque pueden cerrar las cuentas cuando se ha perdido casi todo el capital del gestor del fondo. «Créanme, Prelude y Topwater no tienen nunca pérdidas», afirma Cole-Frieman. 

Los gestores de fondos de primeras pérdidas suelen optar por escasas volatilidades. Paulson está gestionando sus cuentas de primeras pérdidas con la misma estrategia que su fondo Paulson Pure Spread fund, que realiza apuestas basadas en los anuncios de fusiones corporativas. Pure Spread obtuvo un rendimiento del 12 por ciento el año pasado. El fondo Paulson Partners, que lleva una estrategia más arriesgada y apuesta por posibles fusiones, así como por fusiones ya anunciadas, ha sufrido fuertes pérdidas en los últimos años.

publicidad
publicidad