23 de Marzo, 14:03 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

sector financiero

¿Llegará el momento en el que las mujeres accedan a cargos de responsabilidad en Goldman Sachs?

Jordyn Holman / Max Adelson

El pasado mes de enero, el copresidente de Goldman Sachs Group Inc afirmó en una rueda de prensa que el banco tendrá que mejorar el acceso de las mujeres a puestos directivos. «Se están haciendo progresos, pero si nos fijamos en el día a día, estos progresos son lentos; y son lentos porque se trata de una organización grande», afirmó David Solomon ante la Iniciativa de Liderazgo de las Mujeres en las Empresas. No fue capaz de ofrecer una razón convincente cuando se le preguntó por qué las mujeres no logran acceder a estos puestos de responsabilidad. «Pero ya sabemos que es algo que va a ir cambiando», añadió. «Tenemos la responsabilidad de cambiarlo». 

Pero la situación sigue sin cambiar. El 12 de marzo, David Solomon fue designado único presidente del banco, lo que le convierte en el principal candidato para suceder al CEO Lloyd Blankfein, tomando así ventaja frente a un reducido grupo de rivales (todos varones). Harvey Schwartz, anterior copresidente, se marcha. Otros candidatos, como el vicepresidente Pablo Salame, el responsable financiero Martin Chavez y el anterior director de operaciones Gary Cohn, que ha presentado su dimisión como asesor económico del presidente Trump. 

La mayoría de las instituciones de Wall Street tienen el mismo problema de género. Ninguna mujer ha dirigido nunca un gran banco de Nueva York. Menos de una cuarta parte de los altos cargos de Citigroup Inc., JP Morgan Chase & Co. y Goldman en EE.UU. eran mujeres en 2016. Morgan Stanley ha publicado datos de 2015, con tan solo un 17,9 por ciento de mujeres en cargos directivos. 

«He conocido a mujeres con mucho talento, con puestos de mucha responsabilidad y liderazgo, que acaban de cruzar la línea de meta», afirma Ana Duarte-McCarthy, que dirigió la política de diversidad en Citigroup hasta su salida en 2016. «No es una cuestión de falta de talento». 

Si Solomon se convierte en CEO, entre sus responsabilidades estará la tarea de asegurarse de que el próximo proceso de sucesión no acaba siendo como el actual. Por el momento, solo dos de los once altos cargos de Goldman Sachs son mujeres: la corresponsable del departamento jurídico, Karen Seymour, y la responsable del departamento de 'compliance', Sarah Smith. En el comité de administración general, que cuenta con 31 miembros, se cuentan cuatro mujeres: Seymour y Smith, junto con Isabelle Ealet, corresponsable de valores, y Gwen Libstag, responsable de conflictos corporativos. Dina Powell, con amplia experiencia en gobierno corporativo y política filantrópica, entrará a formar parte del comité este año, cuando vuelva a Goldman Sachs, tras su paso por la Casa Blanca. 

«Si bien es cierto que ha habido avances a la hora de aumentar el número de mujeres en Goldman Sachs, aún queda mucho trabajo por hacer», afirma la portavoz Leslie Shribman. «Tenemos varias iniciativas en marcha para aumentar el número de candidatos de ambos géneros que entran a formar parte de la compañía y mantener y promover la igualdad de talento una vez en plantilla, y seguiremos haciendo más cosas». Este mes cumple 10 años el programa «10.000 Mujeres», una iniciativa de Goldman Sachs para promover la iniciativa empresarial femenina. 

Paridad desde el principio

Solomon presentó ideas sobre igualdad en la junta de junio. Su intención es que el grupo de 'juniors' que entran a formar parte de la plantilla del banco se acerque a la paridad, desde el 40 por ciento actual. Solomon también ha fichado como socia a Sarah-Marie Martin de Credit Suisse Group AG. «Muchas de las compañías de Wall Street siguen siendo clubes masculinos, en los que los hombres se aferran al poder y monopolizan las posibilidades de promoción, afirma Roy Cohen, coach de carrera profesional en Wall Street, que tuvo a Goldman Sachs como principal cliente durante años. «Hay compañías que reconocen que existe un problema, pero que se muestran reticentes al cambio». 

Este es un reto sobre el que los responsables de Goldman llevan años hablando. «En mis 25 años de carrera en Goldman Sachs, he aprendido una lección importante sobre los mercados: no se crea valor si no se quiere invertir», afirmó Blankfein ante una audiencia de Naciones Unidas en un evento del Día de la Mujer en 2008. «Lo cierto es que ningún país va a alcanzar todo su potencial si se sigue dejando de lado o sin representación a la mitad de su talento».

publicidad
publicidad