20 de Enero, 00:05 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

inversión

El improbable gigante de los ETF basura

Sridhar Natarajan

A principios de febrero, la mayoría del sector inversor de todo el mundo observaba el desplome de las acciones. Matt Pasts, director del fondo BTS Tactical Fixed Income Fund, que estaba metido casi completamente en bonos basura, estudió un modelo por ordenador empleado por su pequeña compañía de inversión en Lexington, Mass. El modelo le ofreció una señal de alarma: Vende. El 9 de febrero, Pasts vendió todas sus inversiones en bonos de alta rentabilidad por valor de 900 millones de dólares, de modo que el fondo recuperó toda su liquidez. 

BTS AM Inc. no recurre a analistas de crédito para estudiar los fundamentales de los bonos. Pasts mide los tiempos en el mercado e intenta averiguar si subirá o bajará el valor de un tipo de activo de alta rentabilidad. Observa las mediciones de tendencia y 'momentum', como la media móvil del precio de los fondos que cotizan en bolsa y que replican el mercado de bonos basura. Cuando no está metido en bonos basura, su fondo está en bonos del tesoro o mantiene la liquidez. 

Operar entrando y saliendo completamente del mercado es sencillo para BTS porque el fondo no mantiene directamente la titularidad de los fondos, sino que opera con una estrategia poco habitual para un fondo: invertir casi todo a través de ETF. A finales de enero, antes de la venta, BTS tenía casi todos sus activos en los dos mayores ETF de bonos basura. 

Puesto que los inversores que operan midiendo los tiempos en el mercado pueden hacer apuestas a todo o nada, hay traders que consideran que los inversores como Pasts pueden tener un impacto grande en proporción al tamaño de sus fondos. Cuando los inversores salen de los ETF, pueden provocar ventas de las inversiones subyacentes. Cerca de 6.000 millones de dólares salieron de los ETF de alta rentabilidad a principios de febrero, de modo de que la de BTS no fue la única venta. Pero puede que las ventas del fondo incitaran a vender durante un periodo tumultuoso, si los traders buscaban señales de que otros estaban vendiendo. «Un fondo de mil millones de dólares que afirma que por principio venderá todo para recuperar la liquidez provoca necesariamente volatilidad», afirma Mike Terwilliger, gestor de carteras en Resource America Inc.

Influencia desproporcionada

Pasts afirma que procura reducir su huella en el mercado con medidas como vender en múltiples bloques. Pero pasa por alto la sugerencia de que BTS provoca una influencia desproporcionada. «El impacto por las operaciones va a estar siempre ahí, pero hay muchísima liquidez en el mercado, así que siempre va a haber gente al otro lado para entrar en activos de alta rentabilidad», afirma Pasts.

Los ETF son parte de un gran cambio para la inversión pasiva; en lugar de pagar comisiones elevadas a gestores que eligen acciones o bonos concretos, muchos inversores prefieren emplear ETF que simplemente replican un índice del mercado a bajo coste. Pero no todos los que compran fondos pasivos son inversores pasivos. BTS es la prueba de que los ETF también se pueden emplear como inversión activa, para operar midiendo los tiempos del mercado y con otros tipos de estrategias. Los gestores y asesores que operan así gestionan sus propias comisiones y tasas. El fondo de BTS cuesta un 1,66 por ciento anual o más de los activos, que incluyen un 0,41 por ciento para los fondos que compra. 

«La gestión activa supone pagar más comisiones», afirma Pasts. «También cuesta mucho desarrollar nuestros modelos». ¿Cómo se acumula la rentabilidad de los fondos? BTS replica por su propia cuenta el índice Bloomberg Barclays Aggregate Bond Index, un selectivo compuesto por deuda del gobierno, bonos con calificación de inversión y valores garantizados con activos. En este campo, BTS está a la cabeza, con un retorno acumulado del 13,5 por ciento desde su inicio en 2013, en comparación con los resultados del 10 por ciento del índice Bloomberg Barclays Aggregate. Pero sus resultados no aguantan la comparación con los bonos de alta rentabilidad. 

Hay a quien le preocupa que los ETF hagan que la inversión en bonos parezca fácil. Si el mercado se viera sometido a una situación de estrés persistente, la liquidez podría agotarse, al buscar la salida los inversores en ETF, afirma Jim Bianco, presidente de Bianco Research LLC. «Lo que hemos hecho con los ETF de alta rentabilidad es que hemos ofrecido a la gente un instrumento para operar en un mercado sin liquidez como si tuviera liquidez», afirma. Pero Luke Oliver, responsable de mercados de capital de ETF en Deutsche AM, considera que los ETF no están provocando ningún riesgo que no existiera previamente. «Siempre va a haber grandes agentes institucionales en el terreno de juego», afirma. «Los ETF solo han fomentado la democratización». 

Algunos inversores aplauden la llegada de los traders más activos y que operan midiendo los tiempos en el mercado. «Cuando un ETF tiene que vender bonos, nos encontramos que esos bonos caen varios puntos sin razones fundamentales», afirma Michael Donoghue, presidente del ingente fondo Phoenix Investment Adviser. «Para los inversores con horizontes temporales a más largo plazo, de repente se plantea una oportunidad de comprar bonos más baratos».

publicidad
publicidad