Finanzas.com

Recordar mis datos | 縊lvidaste tu contrase馻?

macroeconom韆

緾髆o mejorar la punter韆 con la inflaci髇?

Peter Coy

La Reserva Federal nunca ganar韆 una medalla en tiro con arco. En los 63 meses que han pasado desde que la Reserva Federal adoptase un objetivo del dos por ciento para la inflaci髇 anual en enero de 2012, ha errado el tiro en 59 ocasiones. John Williams, presidente de la Reserva Federal de San Francisco, cree que existe una forma de ayudar a la instituci髇 a mejorar su punter韆.

Si la Reserva Federal tratase de mantener la subida de precios en un dos por ciento anual y un a駉 no alcanzase el objetivo, no se limitar韆 simplemente a esforzarse m醩 por conseguir ese dos por ciento durante el a駉 siguiente, tal y como hace ahora. Por el contrario, tratar韆 de subir la inflaci髇 por encima del dos por ciento de forma temporal hasta equilibrar las cosas. La Reserva Federal ser韆 como el conductor de un coche que compensa el tiempo que se ha pasado en un atasco aumentando la velocidad, o que aminora cuando se da cuenta de que va por delante del horario previsto.

Williams explic la justificaci髇 de lo que 閘 llama determinaci髇 flexible del nivel de precios en un discurso que ofreci en Nueva York el 5 de mayo ante el Shadow Open Market Committee, un grupo independiente de economistas que analizan las pol韙icas de la Reserva Federal. En una entrevista que concedi el 27 de mayo, Williams aclar por qu considera que este es el momento propicio para una idea que, seg鷑 reconoce, lleva sobre la mesa ya alg鷑 tiempo.

Si la estrategia de la determinaci髇 del nivel de precios se implantase, los empresarios y consumidores podr韆n predecir m醩 f醕ilmente c髆o de altos ser醤 los precios dentro 10, 20 o incluso 30 a駉s. Eso resulta dif韈il de hacer en esta 閜oca de crecimiento lento, en la que tanto los tipos de inter閟 como la inflaci髇 han mostrado una tendencia a quedar por debajo de las previsiones. Los argumentos a favor de la determinaci髇 del nivel de precios resultan mucho m醩 v醠idos ahora que hace 20 a駉s, dice Williams. Otra raz髇 que apunta a que nos encontramos en el momento adecuado para ello, seg鷑 Williams, es que la econom韆 est cerca del pleno empleo, por lo que la Reserva Federal puede permitirse un cambio de m閠odos. Williams afirma: 玁o estamos inmersos en una batalla.

Williams no propone que la Reserva Federal trate de compensar los a駉s durante los cuales la inflaci髇 se ha quedado por debajo de los objetivos previstos. (Para ello, los precios tendr韆n que aumentar un 3,9 por ciento de un plumazo). Por el contrario, l aboga por un comienzo nuevo. En su discurso del 5 de mayo, Williams argument que la determinaci髇 del nivel de precios no es una estrategia inheremente favorable a la subida ni a la bajada de tipos. Esto es cierto, durante los 鷏timos a駉s, esta estrategia nos habr韆 conducido a una pol韙ica m醩 favorable a la bajada de tipos, pero si se hubiese puesto en pr醕tica en la d閏ada de 1960, habr韆 provocado una pol韙ica m醩 favorable a la subida de tipos para aplacar el crecimiento econ髆ico con el fin de extinguir la inflaci髇, explic Williams.

Esperanzas

Williams no aclar si sus compa馿ros miembros del Comit Federal de Mercado Abierto que establece los tipos se han dejado convencer por sus argumentos, pero se mostr esperanzado: 獿as estrategias de los bancos centrales constituyen uno de esos aspectos de las pol韙icas en los que las ideas importan.

Su trabajo tuvo una buena acogida por parte del Shadow Open Market Committee, que tiende a ser favorable a las subidas de tipos, seg鷑 afirm Charles Calomiris, un economista de la Columbia Business School y miembro de ese comit. Calomiris es partidario de aumentar los tipos m醩 r醦ido de lo que propone Williams. Sin embargo, la determinaci髇 del nivel de precios no parece asustar a este defensor de la subida de tipos: 獿a idea de llevar un seguimiento de los aciertos y errores acumulados en lugar de los aciertos y errores de cada momento resulta muy atractiva.

publicidad
publicidad