Vocento 15 años 18 de Noviembre, 01:35 am

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Estrategias de inversión

¿Conviene comprar acciones en el apocalipsis minorista?

David Carey / Lauren Coleman-Lochner

Stefan Kaluzny ya ha invertido en cadenas con problemas antes, pero el sector va de mal en peor

En una época en la que es casi imposible encontrar a alguien que quiera apostar por el debilitado sector minorista estadounidense, Stefan Kaluzny echa el resto. Ha logrado ganar una fortuna discretamente a través de compras apalancadas que le han permitido adquirir sociedades minoristas empleando deuda que termina en los libros de esas mismas compañías. Lo que le distingue de otros es su fama de experto en resucitar cadenas de tiendas al borde de la quiebra.

Kaluzny, de 50 años, dirige la compañía de capital de inversión Sycamore Partners. Hace cinco años, cuando era prácticamente un desconocido más allá de Wall Street, atrajo muchas miradas con una jugada audaz que tuvo por protagonista a la cadena Talbots Inc., que en aquel momento atravesaba dificultades importantes. Sycamore también ha invertido en la cadena Nine West, en Hot Topic (un minorista de moda joven con tiendas en centros comerciales conocido por sus camisetas de bandas y sus diseños góticos) y en Belk, una cadena de tiendas por departamento del Sur. 

Ahora que el largo y lento declive del comercio minorista se ha acelerado de repente y que las situaciones de quiebra se acumulan a una velocidad récord, el riesgo para la compañía de Kaluzny de 3.500 millones de dólares es cada vez más elevado. Es muy complicado invertir en minoristas, comenta Michael Stanley, director ejecutivo de Rosenthal & Rosenthal Inc., una compañía financiera comercial con sede en Nueva York. En el entorno de negocio actual es «prácticamente imposible», expone. 

Ante la falta de compradores, las tiendas están cerrando más rápido que nunca. Los clientes, muy volubles, esperan a grandes descuentos para aflojar el bolsillo y cada vez optan más a menudo por comprar online. Jason Mudrick, gestor de fondos de cobertura de Mudrick Capital Management LP, ha calificado la batalla que vive el sector de «tendencia infinita».

Vencer los pronósticos

No obstante, y a pesar de que son muchas las grandes inversiones realizadas, Kaluzny cree que puede vencer los pronósticos. Kaluzny, graduado de Yale y de la Harvard Business School, se curtió en el sector minorista en Delray Farms Inc., una cadena de supermercados que abastece a las comunidades hispanas del área de Chicago. 

Kaluzny declinó varias peticiones para ser entrevistado y contar su historia y pidió a sus socios que hicieran lo mismo. Aquellos que han trabajo con él lo describen como un hombre de negocios magnético e incansable con una capacidad sobrenatural para entender la industria minorista. Al menos una compañía ha afirmado que juega muy duro. El pasado año, Aeropostale Inc. interpuso una demanda en la que acusaba a Sycamore y a Kaluzny de conspirar para llevar al minorista de ropa a la quiebra y hacerse con el control. Aeropostale perdió la causa y Sycamore se distanció del tema al presentarse en la subasta ofertas que mejoraban su puja.

Kaluzny fundó Sycamore con Peter Morrow en 2011. Con arreglo a los últimos datos disponibles, su primer fondo arrojó a 30 de septiembre un retorno anualizado neto del 51 por ciento. De acuerdo con los datos recopilados por Bloomberg, se situaría entre los principales fondos de adquisición de miles de millones de dólares abiertos en el año. «Tiene un instinto excepcional», comenta Dean Mihas, antiguo socio y buen amigo de Kaluzny, que trabaja como director ejecutivo de GTCR, compañía de inversión de capital con sede en Chicago. Las operaciones de Sycamore se financian con capital privado por lo que es difícil saber cómo se están comportando compañías concretas, ya que no publican resultados. No obstante, contamos con alguna pista que otra. Véase Talbots, quizá el negocio con mayor visibilidad de Kaluzny, que ha obtenido un retorno más de seis veces superior al capital invertido por Sycamore y sus financiadores, de acuerdo con personas cercanas al tema. Una serie de incursiones costosas en moda para caballeros y mujeres jóvenes precipitó a Talbots a una situación de quiebra. En aquel momento, Sycamore apostó por la marca e hizo una oferta en una venta de liquidación de 193 millones de dólares en 2012 tras echarse atrás el resto de interesados. Kaluzny reorientó rápidamente la compañía de Hingham, Massachusetts, a su perfil demográfico objetivo: señoras de cierta edad y acomodadas que optan por prendas básicas de toda la vida. «Las señoras de más edad tienen dinero que gastar y suelen ir a tiendas en lugar de comprar online», comenta Mathew Christy, analista de S&P Global Ratings Inc. «Este segmento supera a cualquier otro dentro de la industria minorista, algo que beneficia a Talbots». 

Una de las formas que empleó Kaluzny para reducir costes en Talbots fue obteniendo mercancía de MGF Sourcing, un proveedor de bajo coste que Sycamore también controla. La estrategia es clave para muchas de sus compañías, comenta una persona que conoce el tema de cerca. Otra cuestión clave es el mercado inmobiliario. Con frecuencia Sycamore vende los inmuebles de las compañías y seguidamente los arrienda, una manera barata de obtener más capital para Sycamore.

Beneficios excepcionales

Si se tiene en cuenta que Sycamore puede financiar operaciones a través de la compra de deuda por parte de la compañía objetivo, sus beneficios pueden ser excepcionales si la situación mejora. Gracias a Talbots, Sycamore ha obtenido decenas de millones de dólares en dividendos que la compañía ha pagado y sigue teniendo una participación mayoritaria. Por lo demás, los últimos resultados de Sycamore han puesto de manifiesto hasta qué punto es ahora más complejo ganar dinero en la industria minorista, incluso con operaciones a precios de saldo. Otro fondo de Sycamore, lanzado en 2014, ha arrojado hasta ahora un retorno anualizado del -4 por ciento, de acuerdo con los datos de Bloomberg. Si bien el fondo sigue en fases iniciales de inversión, su rendimiento le sitúa en la mitad inferior de fondos de adquisición similares. 

Nine West Holdings Inc., sociedad con la que Sycamore se hizo como parte del proceso más amplio de adquisición de Jones Group Inc. en 2014, ha resultado ser una inversión problemática. En enero, Sycamore optó por unir Nine West a otra sociedad de su cartera, la tienda de ropa para señora Kasper Group LLC, ante su falta de liquidez y una deuda acumulada de 1.500 millones de dólares. Moody's Investors Service Inc. criticó duramente la decisión y afirmó que, si bien la empresa fusionada tenía una situación financiera mejor que Nine West de forma aislada, la carga de deuda seguía siendo muy excesiva. «Sencillamente, no es suficiente», comentó en aquel momento Mike Zuccaro, analista de Moody's.

A pesar de que Sycamore ha recuperado su inversión en Jones tras dividir y vender otras partes del negocio, las perspectivas de obtener beneficios son escasas. El pasado mes, Sycamore vendió su participación en Dollar Express LLC ya que la cadena de descuento «no iba a poder seguir funcionando como una actividad autónoma y viable» debido a los cambios en las condiciones competitivas, de acuerdo con la información recogida en la documentación exigida. 

Todas estas dificultades apuntan a la posibilidad de que Kaluzny tenga que renovar, o al menos retocar, su libro de estrategia. Y hay muestras de que ha comenzado a hacer justamente eso y de que se está adentrando en la industria minorista existente más allá de los establecimientos físicos. En enero, en el día que Limited Stores LLC se acogió al Capítulo 11 (bancarrota) tras cerrar todas sus tiendas, Sycamore acordó la compra de la marca y de la actividad de comercio electrónico, haciéndose con los activos por algo menos de 27 millones de dólares. El pasado mes, Sycamore anunció la compra de NBG Home, un fabricante de productos de decoración del hogar como marcos o accesorios de iluminación. 

Hasta aquí, todo claro: todo está en juego y nada va a ser fácil. «El listón está realmente muy alto» para los inversores en el sector minorista, dice Liz Dunn, CEO de Talmage Advisors, una compañía de consultoría de marca y venta al por menor con sede en Nueva York. El riesgo está en que «puedes haber optado por el activo perdedor».

publicidad
publicidad
publicidad