28 de Enero, 20:40 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Bob Doll - BlackRock

Los mercados aguantarán en los mínimos de noviembre

Bob Doll - BlackRock

Comentario semanal de Bob Doll, Vicepresidente y CIO de Renta Variable de BlackRock, donde analiza los acontecimientos más importantes de la última semana y manifiesta su opinión sobre lo que anticipa va a ser el comportamiento de los mercados (traducido por finanzas.com)

Aunque las acciones habían subido más del 20% desde sus mínimos del 21 de noviembre, el momentum se frenó la semana pasada al caer la renta variable. El Dow Jones bajó un 4,8%, y el Nasdaq 3,7%. Lo más destacado fue el dato de empleo del viernes, que mostró una pérdida de 524.000 puestos de trabajo en diciembre, lo que suponía el 12º mes consecutivo de destrucción de empleo. En 2008 desaparecieron 2,5 millones de empleos y la tasa de desempleo se sitúa ahora en el 7,2%. Como si necesitáramos que nos lo recordasen, estos últimos datos confirman que las condiciones económicas es probable que sigan siendo complicadas en 2009.

Con la economía todavía inmersa en profundos problemas y los mercados crediticios depreciados, los bancos centrales del mundo han indicado que su objetivo es un estímulo abierto, y los mercados financieros ya han descontado un resultado triste. Esa combinación, en nuestra opinión, deja poco espacio para las subidas una vez que las previsiones se han hecho menos negativas. Los estímulos monetarios persistirán hasta que se vea la evidencia de que las condiciones del mercado han mejorado. En ese frente, estamos empezando a ver algún progreso. Por ejemplo, los diferenciales de los bonos en grado de inversión sobre los activos del Tesoro se han estrechado, así como también lo han hecho los diferenciales en algunas áreas de los 'high-yield' y algunos mercados municipales. Además, los tipos interbancarios han seguido bajando.

Como medida más amplia, también podemos mirar a los precios del petróleo. Después de caer a mínimos de 30 dólares por barril en diciembre, los precios han repuntado por encima de los 40 dólares. Aunque los precios del petróleo se traducen como algo negativo para la renta variable, argumentaríamos que en el entorno actual, los mayores precios del petróleo serían una señal de una posible recuperación económica. Aunque el ultimo tirón no hay duda que está asociado de alguna forma con las tensiones en Oriente Próximo, los precios del petróleo soportan una fuerte vigilancia como termómetro de la salud de la economía global. En el mismo frente, un nuevo tirón en los precios del oro indicaría una mejor salud económica.

Estamos animados por el hecho de que los precios de las acciones han sido capaces de sostenerse por encima de sus mínimos de noviembre frente a los malos datos macro y los continuos problemas en el sector bancario y de 'hedge funds'. Según todas las probabilidades, el mercado seguirá sufriendo volatilidad, esperando señales de que bien la política está funcionando o que la corriente deflacionaria es demasiado fuerte como para permitir que la economía se estabilice. Creemos que el actual escenario aguantará y que la renta variable se mantendrá por encima de esos mínimos de noviembre; sin embargo, no estaríamos sorprendidos de ver algún nuevo descenso hasta esos niveles Los mercados de valores están valorados de forma atractiva, pero los riesgos económicos son también altos, con el estadounidense y otros mercados globales aparentemente en su recesión más profunda desde la Segunda Guerra Mundial. El buen valor no pudo frenar la presión vendedora en la última parte de 2008, pero en equilibrio, esperamos que los próximos trimestres vean una transición hacia un entorno de mejores inversiones, si bien seguirá marcado por los continuos y elevados niveles de volatilidad.

publicidad
publicidad