17 de Octubre, 12:41 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Entrevista

Andrew Acheson (Amundi): «No es momento de tratar de subirse a la próxima ola especulativa del mercado»

Este veterano gestor de bolsa americana cree que es momento de invertir con cautela y priorizar la búsqueda de retornos moderados pero aceptables en lugar de optar por estrategias potencialmente más rentables pero también más arriesgadas.

Británico pero afincado en Estados Unidos desde hace años, este experto en bolsa americana con sesgo 'growth' (crecimiento) nos da algunas claves para preparar nuestra cartera ante un 2019 que se espera volátil.

Hace unas semanas escribió una tribuna que relacionaba la situación de la bolsa con 'Juego de tronos'. ¿Qué puede decirnos esta serie sobre el mercado estadounidense?, ¿'winter is coming'?

Llevamos tiempo diciendo que la volatilidad va a subir, teniendo en cuenta que nos encontramos en la fase final del ciclo económico y de mercado. Además, la volatilidad suele subir dos años después de la primera subida de tipos de la Fed. En este caso, la primera fue en diciembre de 2015 aunque, después, hubo un parón de un año hasta diciembre de 2016. Ahora, se cumplen dos años de esa fecha y estamos viendo una subida de la volatilidad. El otro aspecto que hay que tener en cuenta es el nivel absoluto de los tipos, que está empezando a afectar a la refinanciación de las empresas, de modo que las más endeudadas van a sufrir. Y eso también contribuirá a subir la volatilidad.

Los indicadores macroeconómicos americanos son buenos, pese a todo.

La economía goza actualmente de muy buena salud. Los datos del último trimestre van a ser probablemente muy buenos, aunque quizá no tanto como los de trimestres anteriores. El tema es que, a medida que avance 2019, va a ser muy difícil para la economía mantener este nivel de fortaleza, con una caída de los estímulos fiscales y un endurecimiento de la política monetaria. Y, más importante aún: para que la economía siga tan robusta en 2020, con un desempleo del 3,6 por ciento, necesitaríamos un gran incremento de la productividad que veo muy improbable. Si miras al resto del planeta, la zona euro ha arrojado datos algo más débiles, China está ralentizándose... Así que el crecimiento debería ser bueno el año que viene pero debemos asumir que va a ralentizarse.

Defiende que, en este entorno, todavía se puede ganar dinero aunque hay que invertir con precaución.

En las fases finales del ciclo de mercado, la gente tiende a especular más e invertir menos. Por ejemplo, estamos viendo locuras con los bitcoin y las criptomonedas. También en el mercado de renta variable, en las acciones de mucho crecimiento, que habían alcanzado valoraciones altísimas. Muchas de estas compañías han corregido bastante en los últimos dos meses pero, si la Fed sigue subiendo los tipos, continuará habiendo presión sobre ellas porque suelen estar más endeudadas. Por eso, en este momento, es importante invertir con precaución y buscar retornos moderados pero aceptables en lugar de tratar de subirse a la próxima ola especulativa. Tampoco es momento de comprar las acciones más baratas porque, si hay una ralentización de la economía o un evento geopolítico que impacte en ella, las compañías cíclicas podrían comportarse mal. Por eso, toca alejarse de los extremos del mercado e invertir con precaución, a través de posiciones racionales en compañías con buenos balances, fuerte generación de caja, etc.

¿Hay compañías con buenos balances, fuerte generación de caja y demás que estén baratas, ahora mismo?

No hay realmente compañías de gran crecimiento que no estén caras. Por eso, nosotros no las tenemos en cartera. Estamos en compañías de precios y crecimientos más modestos. La clave es tener en cartera compañías que estén creciendo de manera rentable, no empresas que crezcan mucho de manera no rentable. Eso es muy peligroso en la parte final del ciclo. Si hay una ralentización más severa de lo esperado, podrían sufrir especialmente debido a su endeudamiento operacional. Por eso, es mejor quedarse en el medio, en compañías que no crecen ni demasiado ni demasiado poco.

Hablando de acciones especialmente caras, ¿podría gestarse una burbuja en el mercado americano?

Ha habido una burbuja en partes del mercado. En concreto, en esas acciones de alto crecimiento. Algunas acciones de tecnología (aunque no todas), algunas de consumo cíclico (pero no todas), algunas industriales, algunas de productos médicos. Pero no todas. Esa fiebre especulativa se ha centrado en esas acciones de alto crecimiento. En cambio, las acciones de precios más moderados todavía tienen potencial alcista para varios años en una economía que aún crece e incluso en una economía en recesión. Se trata de la parte menos sexy del mercado pero que podría sobrevivir a la tormenta, cuando ésta llegue, creciendo o manteniendo retornos muy elevados de manera estable. En todo caso, cuando se habla de las elevadas valoraciones del mercado americano y se contraponen con las del mercado europeo, me gustaría señalar que la composición de los índices americanos es diferente a la de los europeos. El mercado americano tiene un sesgo mucho mayor hacia las acciones de crecimiento, con mayores retornos sobre el capital que en la zona euro, que es un mercado más cíclico, con menores tasas de retornos sobre el capital y menor reinversión de los beneficios en el crecimiento del negocio. Si se hiciera una comparación teniendo en cuenta el peso de los sectores, ésta arrojaría que el mercado americano solo está un poco más caro que el europeo. En segundo lugar, si tienes en cuenta los recortes fiscales, el mercado está cotizando a 15 veces beneficios estimados. Así que el mercado americano no está caro. Son algunas partes del mercado las que sí lo están. 

Precisamente, algunos gestores aseveran que se ha terminado el momento de las acciones de crecimiento y ha llegado el momento de las acciones 'value'.

Desde las elecciones, las acciones de valor lo han hecho peor. Tuvieron un periodo de 6 meses en el que superaron a las de crecimiento en 2016 pero, desde entonces, han arrojado un rendimiento inferior. Pero, en los últimos dos meses, las acciones de valor se han comportado mejor que las de crecimiento. Esto tiene mucho que ver con el desplome de las valoraciones de algunas de las acciones de mega-crecimiento. En ese sentido, las acciones de valor han corregido algo, pero mucho menos. Aunque hay elementos más cíclicos que se han comportado peor dentro del segmento de valor como es el caso de las energéticas, los bancos y los industriales. De cara al futuro, es posible que las acciones de valor puedan superar a las de crecimiento si se relajan las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y la economía lo hace mejor de lo esperado. Pero, si la economía se ralentiza el año que viene como anticipamos, las acciones de crecimiento tienen más posibilidades de superar a las de valor. Aun así, yo sería muy cauto con las acciones de mega-crecimiento. Es mejor estar en acciones de precios moderados, que tengan buenas perspectivas de crecimiento pero no enormes. Porque los precios de las acciones de mega-crecimiento siguen siendo altos pese a la corrección.

Más allá de la selección de las compañías, ¿que otras herramientas emplea para reducir el riesgo de la cartera en este entorno de mercado?

La construcción de la cartera es muy importante. Consiste en ver cómo juntas esas acciones que crees que están bien valoradas y que tienen buenas perspectivas en una misma cartera. Es uno de los aspectos más infravalorados de la gestión de activos. Yo le dedico mucho tiempo para que el tamaño de las posiciones sea adecuado a sus niveles de riesgo. Así, por mucho que algunas empresas tengan más potencial, les asignamos pequeñas posiciones si creemos que comportan más riesgo. Las compañías en las que tenemos posiciones más importantes son aquellas en las que tenemos más confianza y que han demostrado durante años que son rentables y predecibles. 

¿Me puede explicar el comportamiento de su fondo en los últimos meses?

Nosotros invertimos de cara al largo plazo. Buscamos superar al índice de referencia en fases que van de ciclo de mercado a ciclo de mercado. De pico a pico y de suelo a suelo del mercado. Por supuesto que nos gustaría superar al mercado cada mes y cada trimestre pero, si tienes una visión de largo plazo, es como invertir capital privado en una empresa no cotizada. Nosotros pensamos que ésta es la mejor manera de obtener buenos resultados. En los últimos 12 meses, de junio a junio, ha sido el peor periodo para nuestro fondo debido a una fiebre especuladora en las acciones de mega-crecimiento. Entonces, nos quedamos por debajo. Pero, en los últimos dos meses, con las severas correcciones en esos valores, se ha demostrado que es posible perder dinero muy rápidamente. Nosotros en cambio, lo hemos hecho bastante bien desde junio hasta ahora y hemos ahorrado bastantes disgustos a nuestros clientes en los periodos de ventas masivas que se han registrado. Como resultado, estamos casi un 5 por ciento positivo en el año, que creo que es un buen resultado. Y lo hemos logrado con mucha menos volatilidad que el índice de referencia, lo que hace el viaje mucho más tranquilo para los clientes. No hemos hecho muchísimo dinero y lo hemos perdido en dos meses. Hemos sido lentos pero constantes. Es como en la fábula de la liebre y la tortuga. Nosotros somos como la tortuga en este fondo. No nos vamos a meter en muchos problemas con él.

Usted tiene un pasado en el Ejército británico profesional, ¿le ha ayudado esto como gestor de fondos?

Creo que sí. Te acostumbras a trabajar duro desde muy joven. Eres disciplinado. Y los gestores de fondos tienen que ser muy disciplinados para mantenerse firmes en una filosofía de inversión y aceptar que hay periodos largos de mal comportamiento. Porque la presión que supone arrojar retornos inferiores al índice de referencia es muy grande; de los clientes preguntando por qué no tienes una acción u otra en cartera; preguntando si estás valorando correctamente las compañías. La disciplina que aprendes en el Ejercito es útil porque tienes que aguantar la presión si quieres invertir a largo plazo. Nosotros queremos ganar la guerra, pero no necesitamos ganar cada batalla.

publicidad
publicidad