17 de Octubre, 12:43 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

Bolsa y fondos

¿Se está gestando un cóctel explosivo en el mercado?

Estos son los motivos por los que los gestores están recortando drásticamente el riesgo en cartera

Aunque la mayoría de los gestores de fondos argumentan que el ciclo económico mantiene su buena salud (por mucho que se encuentre en una fase madura) y se niegan a dar por cerrada la fase expansiva de economía y mercados; algunas gestoras han comenzado a preparar sus carteras para reducir considerablemente los niveles de riesgo. Es el caso de Amundi, la mayor gestora de fondos de Europa, tal y como informaba recientemente Monica Defend, estratega jefe y directora adjunta de Análisis de la firma.

Defend explicaba que los inversores están navegando actualmente a través de un ciclo económico "maduro", conscientes de que "el pico" probablemente ya quedó atrás. Esto se une a otro factor que juega en contra de los inversores: la normalización de las políticas monetarias que están realizando los bancos centrales. En concreto, Amundi anticipa una subida de tipos en diciembre en Estados Unidos y otras dos en 2019, por debajo de las expectativas del mercado; mientras que el BCE no comenzará con las alzas antes de septiembre del año próximo, a su juicio. 

Sin embargo, por mucho que los bancos centrales estén realizando este proceso de normalización de la manera más "amigable" posible para el mercado, "la liquidez del sistema se va a reducir" y eso va a hacer que invertir "no sea tan fácil como antes", según Defend. Porque, "si la liquidez baja, la volatilidad va a subir", según ella. (De hecho, ya se han visto picos de volatilidad este año: en febrero, en la renta variable; en mayo, en la renta fija; y, en verano, con las divisas emergentes). "Y, si la volatilidad sube, los retornos esperados ajustados por riesgo bajan", asevera esta especialista. Es por todo ello que Amundi ha reducido la exposición al riesgo en el último año, favoreciendo el posicionamiento "relativo" y evitando la "direccionalidad". Asimismo, Amundi ha tomado las siguientes determinaciones para gestionar la cartera en este entorno:

1.- El componente de protección a través de las coberturas ('hedging', en inglés) se vuelve algo "estructural" en la composición de las carteras, un pilar de las mismas. ("Bien a través de derivados, de refugios como el yen o bonos ligados a la inflación, dice Defend como ejemplos).

2.- Apuesta por carteras más defensivas y por activos de calidad pero que no estén caros.

3.- La exposición a la bolsa ha bajado drásticamente hasta situarse por debajo del 10%. Las compañías que tiene en cartera son de alta calidad, con crecimiento y dividendos sostenibles.

4.- Ha bajado la duración de los bonos en cartera, sobre todo en los títulos europeos.

5.- Preferencia por los mercados desarrollados en detrimento de los emergentes. De hecho, la gestora dice tomarse una "pausa" en emergentes. "Ofrecen tipos muy interesantes. Pero no creemos que estén en punto de entrada. Suponen demasiado riesgo", dice Defend.

6.- Decisiones de inversión en las que se tenga en cuenta un ranking de países y sectores en función de su sensibilidad a las subidas de tipos.

publicidad
publicidad