19 de Noviembre, 13:28 pm

Finanzas.com

Recordar mis datos | ¿Olvidaste tu contraseña?

según planea el gobierno

UGT denuncia que la unificación de ayudas a parados perjudicará al 59%

D.Valera

El actual sistema de ayudas a parados es un galimatías de programas y prestaciones que el Gobierno quiere reformar para clarificar estos subsidios. En concreto, el Ejecutivo pretende reunificar los actuales planes de protección para desempleados que han agotado sus prestaciones como el Prepara, la Renta Activa de Inserción (RAI) o el Programa de Activación para el Empleo (PAE) en una única ayuda denominada Renta Complementaria de Desempleo (RED) de 430 euros al mes por cada parado (los programas actuales oscilan entre los 400 y 450 euros). Así, el Gobierno sostiene en el documento presentado a UGT y CC OO que el objetivo es «racionalizar la regulación actual de los subsidios, mejorar la cobertura de las prestaciones y eliminar los riesgos de conflicto competencial con las comunidades autónomas».

Sin embargo, la propuesta del Ejecutivo enviada a los sindicatos en el marco de la mesa del diálogo social no ha gustado nada a las organizaciones de trabajadores que la han calificado de «incompleta» e «insuficiente». De hecho, UGT denunció este miércoles que la medida planteada por el departamento que dirige Fátima Báñez supondría que el 59% de los beneficiarios actuales de alguna ayuda asistencial (354.800 personas) «saldrán perdiendo», ya que el nuevo periodo de tiempo que cobrarían esta prestación «sería inferior al que existe en la actualidad».

En este sentido, el sindicato liderado por Pepe Álvarez criticó que con el nuevo modelo los parados perderán entre uno y tres meses de prestaciones (siempre que se acogieran a todos los planes). Así, en términos generales un desempleado mayor de 45 años pasaría de disfrutar un máximo de 75 meses (incluye los dos años de la prestación contributiva) a 72 meses, según la propuesta del Ejecutivo. Por su parte, los menores de 45 años verían una disminución más moderada de los 36 meses actuales a los 35 del nuevo modelo.

Si se desglosan las ayudas según el tipo de desempleado, UGT denuncia que los mayores de 45 años sin responsabilidades familiares pierden nueve meses de prestaciones máximas con la propuesta, al pasar de 45 meses actuales a 36 meses. El sindicato admite que la nueva ayuda reconoce «por primera vez» a los parados menores de 45 años sin responsabilidades familiares una prestación asistencial de cinco meses de duración (ahora pueden acceder cuando lleven al menos 12 meses apuntados al paro). Sin embargo, UGT lamenta que esta ayuda estará «fuertemente limitada» por la exigencia de haber agotado una prestación por desempleo contributiva de al menos 12 meses. Esto en la práctica supone tener algo más de 3 años cotizados.

Trabajadores temporales

La propuesta del Gobierno sí ofrece mejoras más sustanciales para quienes han trabajado, pero no han cotizado el tiempo suficiente para poder acceder a la prestación contributiva. Es decir, para los contratos temporales inferiores a seis meses. Para empezar se elimina el requisito de responsabilidades familiares. Además, se amplía un mes el derecho a cobrar la ayuda (los subsidios de 3, 4 y 5 meses pasan a 4, 5 y 6 meses). La prestación por haber trabajado más de 180 días (seis meses) sin cargas familiares se extiende al pasar de 6 a 8 meses y para quienes tengan cargas familiares se eleva tres meses hasta los 24 meses de prestación.

En cualquier caso, a los sindicatos no tampoco les convence la propuesta porque la nueva ayuda de 430 euros es lineal, es decir, no reciben un importe superior los parados con responsabilidades familiares frente a quienes no tienen. En la actualidad solo el plan Prepara hace esa distinción al destinar 450 euros a los desempleados con cargas y 400 euros a quienes no las tienen.

Desde CC OO criticaron que el Gobierno «no ha incorporado ninguna medida que aborde la situación de los parados de larga duración que agotan sus prestaciones». Además, ante la finalización en abril de los programas PAE y Prepara, el sindicato que dirige Unai Sordo, urgió al Ejecutivo a tomar medidas que mantengan la protección de los parados.

publicidad
publicidad